Compañeros de negocio

Guillermo Romo, presidente de Grupo Mega
Viridiana Mendoza

Guillermo Romo está convencido de que en los lugares donde los bancos no han podido llegar, hay una oportunidad no sólo de hacer de negocio, sino de apoyar el crecimiento de la economía y la generación de empleos. Con esta idea, este emprendedor fundó Grupo Mega.

- La empresa inició sus actividades como Sofom con un capital de 12 millones de pesos (MDP) en 2003, y hoy ya tiene una cartera de 1,200 MDP que espera expandir a 4,000 MDP en 2014. ¿La receta que ha seguido? Ser compañero de negocios de los acreditados.

- La firma dejó atrás la figura tradicional de facilitador financiero y se ha posicionado como un apoyo estratégico. Para demostrarlo, Romo relata la ocasión en la que un cliente transportista quería un crédito para comprar un autobús. Lo acompañó en su actividad diaria y se dio cuenta de que el autobús no alcanzaba a cubrir su ruta en una vuelta, así que lo asesoró para comprar un modelo más funcional. “Si no fuéramos lo suficientemente sensibles para entender el negocio, el señor no habría podido usar el camión y no nos habría podido pagar”.

- Los esquemas de pago también marcan una nueva pauta, pues los flujos están equilibrados con los pagos. Cuando las ganancias son mayores, las cuotas son más altas y cuando la clientela es poca, los pagos bajan. “Es una diferencia abismal de lo que la banca puede ofrecer y es lo que nos ayuda a que nuestra cartera vencida a un día sea de 2.98%, y no de 15 o 20% como en los bancos”.

- La confianza es una pieza clave en el negocio. Para Romo, un cliente AAA no es un empresario que puede cumplir una serie de requisitos en papel, sino alguien ético, moral y de palabra. “Curiosamente, la gente que no tiene acceso al crédito es la más cumplidora”, cuenta.

- Los préstamos que ofrece Grupo Mega van desde los recursos para comprar un taxi, hasta un crédito de 80 millones de dólares para financiar la adquisición de equipo de minería. Con 400 clientes en cartera, están en todo México, principalmente en los sectores de transporte, construcción, minería y salud.

- “No sólo damos financiamiento, sino acompañamiento”, dice Romo, quien apunta que por cada crédito o microcrédito se generan tres empleos directos, por lo que confía en que está construyendo un negocio sólido y ayudando a fortalecer la economía.

- -

-

-

- -
- SU ESTRATEGIA
-
- • Ser el brazo financiero de empresas que venden equipo de contado.
- • Ubicar las necesidades de financiamiento en donde no hay bancos.
- • Dar soluciones a la medida para hacer crecer el tamaño de las pymes.
- • Tener contacto con los acreditados y apoyar su estructura de pagos.
Ahora ve
Barcelona rinde homenaje a las 14 víctimas de los atentados
No te pierdas
×