Computación. Mexicanas en internet

Sí, ya hay varias firmas nacionales de los más diversos tamaños que han abierto su página en Int
Carlos H. Garza Cejudo

Aunque están lejos de ser grandes corporaciones -de esas que se enfrentan de tú a tú con cualquiera en los mercados globales-, las dos empresas mexicanas cuyos casos se detallan a continuación son una muestra fehaciente de que Internet ya llegó al mundo de los negocios.

-

En efecto, podría decirse que la empresa -sea micro, pequeña, mediana o grande- que no evalúe en estos momento las posibilidades de tener un sitio en Internet, corre el riesgo de que el tren de las comunicaciones informatizadas lo deje a un lado. Analice el lector ambos ejemplos y decida si la red de redes es el lugar para su empresa.

-

Un pionero mexicano en Internet. Grupo CS no fabrica computadoras, ni desarrolla software, ni tiene que ver con la industria de la informática. Sin embargo, es una de las primeras empresas mexicanas en tener una página en Internet.

-

La actividad central de este grupo es la fabricación de productos químicos en su planta de Irapuato, Guanajuato, y sus empleados no sobrepasan los 40. No obstante, está colocada en la red de redes "codo a codo" con los corporativos multinacionales de grandes ligas como Dupont.

-

El ingeniero Ricardo Camacho Ortega, director general de Grupo CS, considera que estar en Internet es "proyectar positivamente a la empresa".

-

Pese a tener estudios en Sistemas Computacionales, Camacho se ha desarrollado en la industria farmacéutica y en la investigación y producción de diversos productos químicos. Esa actividad es, precisamente, la que le hizo acudir a Internet desde hace años buscando información sobre patentes de compuestos químicos. El los emplea para crear los productos farmacéuticos y de consumo animal que elabora.

-

"Sin embargo, lo que me motivó a poner la página fue la invitación de un conocido para visitar la suya -actualmente cualquier persona física puede colocar una página en la red de redes-. Cuando la vi se me ocurrió que podía hacer lo mismo para la empresa", afirma.

-

Con sus conocimientos de computación y apoyado en programas que obtuvo sin costo también en Internet, este empresario se lanzó a construir su home page (o página central) y las demás pantallas en "alrededor de una semana". El trabajo no fue muy pesado, pese a que la página o web empresarial de Grupo CS es de varias pantallas, ya que muchos de los datos estaban capturados en la computadora y sólo se les dio el formato para integrarlos a Internet.

-

El web empresarial contiene mucha información sobre los productos que fabrica o vende la firma, así como sobre las siete empresas que forman parte del grupo. El visitante puede moverse de una a otra de las pantallas con sólo dar un clic con el ratón en ciertas palabras clave subrayadas o con otro color (links).

-

Muchas de las personas que "navegan" en la red de redes lo hacen para encontrar lugares que les ofrezcan algún atractivo (como fotos o videos sobre sexo, o simplemente programas e imágenes diversas). Sin embargo, Camacho, al igual que otros empresarios, afirma que no le interesan esos visitantes, sino los que buscan hacer negocios a través de la red.

-

Y aunque al momento de realizar esta entrevista su web empresarial apenas tenía dos meses de estar en Internet, ya había atraído la atención de 18 o 20 personas que se habían puesto en contacto con la firma por correo electrónico buscando más información. Por ejemplo, la página lo puso en contacto con un posible comprador para sus productos en Chile, con quien ya se encuentra en pláticas que podrían conducir a "un muy buen negocio".

-

El directivo considera que un web empresarial en Internet puede significar mucho para las empresas que, como la suya, tratan de aumentar sus ventas en otros países -CS exporta sólo 5% de su producción-, pero para las que no tienen esos objetivos ni buscan nada fuera de México, no sirve de mucho.

-

Interrogado sobre cuántos clientes piensa atraer entre los aproximadamente 30 millones de cibernautas que navegan por Internet, Camacho responde que "no tiene expectativas precisas", pero que si obtiene uno, ya es un buen comienzo.

-

Plata mexicana en la red. Plat-Mex es una empresa fabricante de artículos de plata y exporta parte de su producción. Sin embargo, tiene una característica que la distingue de muchas firmas mexicanas y la proyecta a millones de personas en todo el mundo: posee un lugar en Internet.

-

Esta compañía nació hace 45 años. Hoy, desea aprovechar la tecnología para alcanzar metas más ambiciosas. Dalia Jacob, directora de mercadotecnia de Plat-Mex, considera que "la sangre joven está transformando la empresa" y que las compañías pequeñas con pocos recursos, como la suya, deben buscar nuevos caminos para proyectarse.

-

Para Jacob estar en Internet significa "exponer a la compañía ante el mundo y darle seriedad, lo que es especialmente difícil para las empresas que no tienen dinero para acudir a las ferias internacionales y darse a conocer en el extranjero .

-

David Ciralsky, esposo de Jacob y creador de la home page de Plat-Mex en Internet, comenta que aunque tienen poco tiempo en la red de redes -iniciaron apenas en junio de este año-, y la respuesta no ha sido mucha, no se sienten defraudados.

-

De acuerdo con Ciralsky una web empresarial es "como una página de publicidad en cualquier revista de gran circulación, pero con la ventaja de que te ven en el extranjero, que es a donde queremos llegar".

-

Actualmente, esta firma exporta 65% de su producción.

-

Pero, ¿cómo una persona que busca plata, que trabaja ese metal en España, Estados Unidos o cualquier otro país, puede llegar a la página de Plat-Mex?

-

Muy sencillo: una persona que "navega" por Internet puede recurrir a ciertos mecanismos de búsqueda. Si lo que solicita es plata o artesanía mexicana, por ejemplo, el buscador le proporcionará varias direcciones entre las que estará la de Plat-Mex -si tienen registrado ese web empresarial-, para que las visite. "Una página en Internet pueda diseñarse como se desee y dar la idea de que se trata de una gran corporación, aunque en realidad sea un negocio pequeño -comenta Ciralsky- De acuerdo con la forma como se expongan las cosas en la página, ésta puede funcionar inclusive como stand".

-

Al igual que muchos otros diseñadores de páginas en Internet, Ciralsky no es un experto en computación sino más bien un "autodidacta", ya que su profesión original es la de arqueólogo. Elaboró la página -que tiene varios gráficos y poco texto- en 10 días.

-

Este matrimonio ignora aún los alcances que pueda lograr estando en el ciberespacio porque lo considera aún "un territorio desconocido". Pero sabe que representa una oportunidad para las ventas interactivas. Aunque "las empresas en general desconocen los usos comerciales de Internet, esa ignorancia no durará mucho", afirman Jacob y Ciralsky.

Ahora ve
Diez marinos de EU están desaparecidos tras choque de destructor en Singapur
No te pierdas
×