Comunicación. Boda frustrada

-
Roberto Aguilar

A pesar de que el segmento radiofónico tiene una participación marginal en los ingresos de Grupo Televisa, la empresa que encabeza Emilio Azcárraga Jean está dispuesta a sacar provecho de la atomización de este sector. Pero antes deberá librar una batalla con las autoridades mexicanas.

-

En el primer enfrentamiento, la victoria fue para la Comisión Federal de Competencia (CFC). La dependencia a cargo de Fernando Sánchez Ugarte negó la fusión de Radiópolis con Grupo Acir, que daría como resultado la empresa de radio más importante del país con 194 estaciones.

-

La CFC argumentó que la transacción le otorgaría a Televisa el poder para disminuir, dañar o impedir la competencia y libre concurrencia en el mercado publicitario a través de la radio y la televisión, medios sustancialmente relacionados.

-

Esta decisión no tomó por sorpresa a los altos mandos de Televisa, pero tampoco a los inversionistas (el día del anuncio las acciones sólo perdieron 2%) quienes buscarán apelar la negativa de las autoridades e incluso acatar las condiciones que imponga la CFC que consisten en la venta de algunas estaciones, principalmente en la capital del país.

-

Analistas financieros dijeron que luego del fracaso en las negociaciones para formar una alianza con Radio Centro, Televisa no estará dispuesta a perder la oportunidad para consolidar su presencia en la industria del radio a nivel nacional e internacional.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los especialistas agregaron que la relación tensa entre la CFC y Televisa, que contribuyó en la negativa, dejaría un mal antecedente para futuras operaciones de las huestes de Azcárraga Jean.

-

Ahora ve
Así terminó el intento de linchamiento a un ucraniano en Cancún
No te pierdas
×