Comunicación interna <br>Líneas descon

¿Ruido en las líneas de comunicación dentro de su empresa? No es raro: las organizaciones mexican

De su tiempo efectivo de trabajo, ¿cuánto dedica un ejecutivo a tareas relacionadas con la comunicación? Según una investigación de la revista - Fortune, los ejecutivos de las empresas estadounidenses más importantes dedican casi 80% del día laboral a relacionarse con otros seres humanos, contacto que puede desglosarse en: reuniones con otros ejecutivos; reuniones con personas ajenas a la empresa; llamadas telefónicas y lectura de reportes y correspondencia. Lo anterior proporciona una idea de la enorme trascendencia que representa la correcta administración del recurso comunicativo.

-

A pesar de lo anterior, la comunicación organizacional es todavía un concepto poco conocido en México. Prueba de ello es el reducido número de carreras universitarias que las incluyen como materia (por ejemplo en las de Ciencias de la Comunicación, Administración y Relaciones Industriales) y las contadas organizaciones que le otorgan el lugar de importancia que merece.

-

Se hace evidente que para remediar esta situación es necesario fomentar un acercamiento al material teórico disponible e impulsar su aplicación en las empresas nacionales, pues hasta ahora el estudio y la práctica de la comunicación organizacional se ha enfocado sobre todo a dos aspectos: publicidad y relaciones públicas, a las que se ve como disciplinas aisladas de la comunicación interna, cuando con frecuencia éste es un factor decisivo para que aquéllas actúen con eficiencia.

-

En Estados Unidos, desde hace varias décadas se llevan a cabo estudios en el campo de la comunicación -organizacional, con la consiguiente aparición de bibliografía especializada. Hoy en día, gracias a la difusión de sus fundamentos teóricos y a las experiencias acumuladas durante los últimos años, es difícil encontrar una empresa exitosa que no maneje adecuadamente su comunicación: según estudios en aquel país, más de 10% de las empresas estadounidenses que fracasan cada año lo hacen a causa de una comunicación deficiente.

-

La comunicación organizacional comprende la totalidad de planes, programas, actividades y mensajes emitidos razonada y sistemáticamente por una compañía, y está diseñada para fluir al interior y al exterior de la misma. En gran cantidad de empresas, sin embargo, la comunicación interna desempeña un papel secundario: así como en algunas existe sólo en el organigrama y en la mente de algunos directivos con buenos deseos, en otras ni siquiera está presente.

-

Esto se debe a que, según varios informes, en algunas empresas se le considera un área prescindible que sólo genera gastos y cuyos beneficios no son fáciles de medir; de hecho, muchos directivos piensan que la presencia o ausencia de este instrumento es cuestión de estilos administrativos. Partiendo de esta concepción, no resulta extraño que en épocas de crisis (normalmente tiempos de reestructura, como los actuales) suele ser un área castigada: las empresas recortan personal de ese departamento, reducen aún más el escaso presupuesto, eliminan medios internos y, en casos extremos, hasta se llega a suprimir el área —o la convierten en un apéndice de recursos humanos—.

-

El imperio del desconocimiento
-
Gente comprometida con el tema alega que todas estas medidas ponen de manifiesto el desconocimiento sobre algunas funciones de la comunicación interna y sus alcances, entre las cuales podrían citarse la de informar, integrar y motivar al personal, haciéndolo participar en la administración de este recurso; crear, manejar o fortalecer la imagen corporativa; evaluar el clima -organizacional existente, teniendo la responsabilidad de optimizarlo y fomentar el apego a la cultura de la organización, renovando y vigorizando sus valores.

-

Luis Martín del Campo, comunicólogo que ha desarrollado programas de comunicación interna en la Secretaría de Relaciones Exteriores, Condumex, Mexicana de Aviación y Grupo Financiero Inverlat (organizaciones con buena experiencia en el manejo de su comunicación interna), advierte que “la comunicación interna y la externa no se planean ni se desarrollan separadamente, sino que deben estar inscritas en un plan global (visión y misión de la empresa, imagen corporativa, metas y estrategias). Así, el programa de comunicación interna debe diseñarse tomando en cuenta a los públicos a los que va dirigido (accionistas, consejeros, colaboradores, obreros, sindicato) y de acuerdo con ellos, distinguir diferentes objetivos, medios y mensajes.”

-

Según Del Campo, para cambiar el panorama de la comunicación -organizacional en México, los profesionales especializados en esta rama deben -concientizar a los jerarcas empresariales de las capacidades de la comunicación, de la conveniencia de tener empleados bien informados, motivados para la -productividad, integrados bajo una imagen corporativa sólida y laborando en un clima organizacional favorable: empleados contentos que le tengan confianza y cariño a la institución en la que trabajan.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Remata diciendo que “la comunicación organizacional es un recurso estratégico que posee un enorme potencial y está ahí, disponible, esperando ser explotado. Sus alcances llegan hasta donde la empresa quiera, y sólo es cuestión de empezar realmente a comunicar”.

Ahora ve
Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas en Venezuela, fue liberado
No te pierdas
×