Con el &#34Jesús&#34 en la boca

-

Todo iba muy bien. Estados Unidos cumplió ocho años de crecimiento económico, el mayor lapso en tiempos de paz. Pero la cifra de inflación de abril (0.7%, la más alta en todo ese periodo) sacudió el optimismo. La Reserva Federal (Fed o banco central) ya advirtió que podría subir las tasas de interés si se presentan más brotes inflacionarios, con lo que golpearía no sólo a los consumidores estadounidenses, sino al resto del mundo.

-

La pregunta es cuándo y cuánto subirán las tasas. Alfredo Coutiño, director de análisis macroeconómico de Ciemex-Wefa, considera que las tasas de interés estadounidenses podrían aumentar de 4.75 de hoy hasta 5.25%, en junio.

-

Si esto ocurre, México recibiría menores inversiones, y vería una reducción en las exportaciones de sectores como el acerero, el textil y el automotriz. “El impacto no será inmediato, se presentaría paulatinamente y el mayor efecto se vería en la segunda mitad del año.”

-

Según Coutiño, una desaceleración en la economía estadounidense de 1%, se traduciría en una baja de 0.7 puntos porcentuales de la mexicana.

-

Carlos Fritch, director general de análisis de la casa de bolsa Interacciones, asegura, en cambio, que aun cuando las tasas de interés estadounidenses llegaran a 5.5%, la economía mexicana saldría bien librada. “Para que haya un efecto realmente negativo se necesitaría que cayera la bolsa de Nueva York, pero no esperamos que eso suceda. Es un hecho que en Estados Unidos habrá una política monetaria restrictiva durante el segundo semestre del año; sin embargo, mientras exista un ambiente de cautela, la producción industrial de México no tendrá efectos negativos”.

-

Ahora ve
El sismo desde el lago de Xochimilco
No te pierdas
×