Con el brillo mexicano

En una alicaída industria, Quinn logra el éxito a pesar de la competencia.
Marina Delaunay

Cuando una bella garota camina por las calles brasileñas con sus relucientes tacones, tal vez deba parte de su imagen a Quinn México. La empresa de Guanajuato eligió como distribuidor al fabricante de pegamentos para calzado de Brasil, Tintas Killing. Esa sociedad le permite vender crema y aerosol para acabados de calzado en Nuevo Hamburgo, Río Grande do Sul. "Arrancamos este año con dos pedidos de 25 toneladas de material y prevemos terminarlo con otras 40", cuenta Fabio Machiavelo, director  de Comercialización en Quinn.

-

Es todo un logro, considerando que la industria nacional del calzado se viene abajo, y que Brasil es el tercer productor mundial del ramo.

-

La sociedad es parte de la estrategia de la compañía de buscar nichos de mercado y mostrarse en las mejores vidrieras. Este año participó en la feria industrial de insumos en Nuevo Hamburgo. Sólo otras dos firmas mexicanas expusieron: Textiles León, proveedora de etiquetas y elásticos para indumentaria y calzado, y Polímeros y Derivados, fabricante de materia prima para confeccionar zapatos. "La única forma de entrar al mercado brasileño es con insumos para nichos, no con productos terminados, y a través de distribuidores locales", resalta el entrevistado.

-

La confianza es grande. Aunque Brasil sólo aportó 1.5% de los $10 millones de dólares de la facturación total de la firma en 2001, para el directivo "esto recién comienza". Quinn quiere extender la venta de sus productos al resto del Mercosur a través de Killing.

-

Calzado Sandak es una de las pocas compañías que exporta zapatos a Brasil. Empezó hace 10 años y en 2001 les vendió 225,000 pares por $1 millón de dólares. Su ventaja es pertenecer al holding canadiense Bata, que diseña sus propios modelos en Europa.

-

La fábrica mexicana produce más de 2.5 millones de pares anuales y exporta al viejo continente, Estados Unidos y todos los países de Sudamérica. La mitad de las ventas de Sandak en Brasil son de sandalias para dama y el resto está repartido en calzado para niños y botas industriales. "Tenemos cerca de 100 clientes entre mayoristas y minoristas", describe Noemí Laguna, responsable de Logística de Comercio Exterior.

Ahora ve
No te pierdas