Con intensidad

-

Desayunar en la cama
Hay más de un placer que disfrutar entre las sábanas ¿Quién dijo que la cama es un escenario exclusivo para el sexo? Muchos goces se pueden añadir; el desayuno, por ejemplo, en forma de banquete o tentempié. Siempre con algo fresco para empezar y uno o más elementos calientes, sólidos, líquidos y con distintas texturas.

- La comida invade el lecho y propone un goce doble. Juegos, alternativas y con frecuencia aciertos innovadores. Una costumbre que algunos reprimen y muchos aman.

- El deleite del café
La clave está en la frescura, que es la responsable de 95% de una buena taza de café. Pero la definición correspondiente depende de a quién se le pregunte: para las grandes industrias puede ser un fruto que ha sido procesado y debidamente empacado hasta hace seis meses; para un verdadero conocedor, la frescura implica no más de tres días de haber sido tostado, que esté en grano y se muela en el instante en que se va a preparar.

- Elígelo fresco
*
Guardar el café en un recipiente hermético o empacado al vacío.
* Tomar antes de 45 minutos de haber sido preparado. No recalentarlo, pues se oxida, pierde sus características de aroma y sabor, y genera problemas estomacales.

Ahora ve
No te pierdas