Con la vista en el norte

Ante los pobres resultados en el país, la televisora podría tomar en serio la expansión en Estado
Raúl Castro Lebrija

Los 100 / Los que cayeron
Televisa
La debilidad del mercado publicitario y la resaca de los escándalos contables en la unión americana, que desencadenaron una revisión de los precios de acciones en todo el orbe, explican la fuerte caída en el valor de capitalización que Televisa registró a lo largo de 2002.

-

Por mucho tiempo esta compañía ha captado tres cuartas partes del gasto en publicidad y ha sido la que pone las reglas, como sucedió con el llamado plan francés, en el cual los anunciantes debían pagar por adelantado su mensajes en televisión y recibían a cambio un descuento en especie, con anuncios en los medios impresos de la empresa.

-

Por otra parte, están las razones locales. Si bien en el último trimestre del año pasado las ventas del consorcio aumentaron 6.3%, para alcanzar $6,362 millones de pesos, ello se debió en gran medida al Campeonato Mundial de Futbol en Corea y Japón. Este año la situación será diferente. “Las ventas disminuyen marginalmente debido a una contracción en la demanda de publicidad, asociada al menor dinamismo de la economía –advierte Rodrigo Quevedo, analista en Invex Casa de Bolsa–. La mayor parte de las unidades de negocio de Televisa registran una caída en los ingresos.” Los analistas suponen que las tasas de crecimiento en el sector serán muy bajas en los próximos años.

-

A la corporación también se le ha reprochado mantener su presencia en negocios poco rentables. Es el caso de su participación en Sky, sistema de televisión vía satélite en el que se prevé continuarán las pérdidas, y en Cablevisión, que a partir de la aplicación de nuevos impuestos y mayor competencia ha tenido dos años difíciles: sus ventas se desplomaron 18.5% en 2002.

-

Pese a la alianza con el grupo de medios español Prisa, la facturación en la división de radio sigue en retroceso. La que aumentó sus ingresos 9.5% fue el área editorial, aunque los consultores son suspicaces respecto a qué tan consistente puede ser ese comportamiento. Televisa tampoco ha dejado en claro qué hará con su inversión en la compañía de radiolocalización móvil Skytel: aun la decisión más simple, vender, enfrentaría la complicación de encontrar comprador en un entorno como el actual.

-

¿Qué hacer, entonces? “¡Atacar el mercado hispano de Estados Unidos!”, responde José Luis Ramírez, analista en Ixe Casa de Bolsa. El camino corto para llegar a este punto –aumentar su participación en su firma asociada, Univision, la principal cadena televisiva de habla hispana en aquella nación– está vedado por las leyes de la unión americana, que prohiben a extranjeros poseer más de 25% en las compañías de medios. En virtud de ello, la alternativa para Emilio Azcárraga Jean, presidente del Consejo de Administración del Grupo mexicano, sería adoptar la nacionalidad estadounidense. Los que dan validez a esta opción argumentan que tendría derecho a hacerlo en vista de que su padre, Emilio Azcárraga Milmo, nació en San Antonio, Texas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Extender su presencia en el vecino país del norte le daría a la corporación la posibilidad de sobreponerse al escaso crecimiento de ventas en la televisión abierta de México, pues a pesar de las campañas electorales, el pronóstico para este año es que aumentarán menos de 5%.

Ahora ve
Los costos económicos que enfrenta México después de dos terremotos
No te pierdas
×