Con un toque de gala

-

El centro de la Ciudad de México no sólo es un sitio lleno de historia y cultura, sino que también ofrece grandes atractivos gastronómicos que hay que descubrir. Un buen ejemplo es el Café del Palacio, ubicado en el interior de Bellas Artes, donde se puede disfrutar una buena comida, en un ambiente tranquilo y a precios muy accesibles.

-

El lugar es fresco y amplio, decorado de forma sencilla y elegante (los cuadros se cambian cada mes), y la música clásica de fondo es el complemento perfecto para gozar un lugar de tamaña alcurnia.

-

La carta es simple y está compuesta, básicamente, por ensaladas y emparedados diversos, originales y bien preparados. También hay una lista de sugerencias –con platillos más elaborados y a precios más altos–, la cual cambia cada tres semanas. Cabe mencionar que todos los ingredientes son comprados diariamente en el vecino mercado de San Juan.

-

Pero si sólo se antoja una taza de café con un pastelito, no hay que dejar de probar el de zanahoria o el de tres leches, o bien la tarta de pera almendrada, todos muy demandados por la concurrencia.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por la noche, la terraza es el sitio preferido por el público que asiste a algún espectáculo. Allí se puede tomar una copa o cenar algo ligero, mientras se disfruta el paisaje citadino. Un buen cierre para una velada inolvidable…

-

Ahora ve
Con López Obrador, tres precandidatos ya están en el ring electoral hacia 2018
No te pierdas
×