Confort absoluto

-

En los años 50 existían cocinas que tenían mesas-refrigerador-estufa, repisa-tostador-televisión-exprimidor y otros varios muebles con electrodomésitcos adaptados para facilitar la vida. Prueba de su éxito y trascendencia es su actual inexistencia. Ahora Philippe Starck y Sony nos presentan esta solución postfinimilenarista para tirarse en el sofá y tener al alcance absolutamente todo lo necesario con el fin de pasar el tiempo en casa.

-

Eliminando la intención de ahorrar espacio y crear algo novedoso, el diseñador francés orienta este producto a lo funcional y estético.

-

Integrado por un DVD, un proyector de 1,500 lúmenes, un sistema de sonido surround y un sofá estilo Mollard –forrado en algodón, con mesas laterales y lámparas movibles– este mueble se convierte en una experiencia visual y auditiva tridimensional de comodidad inigualable.

Ahora ve
Punto por punto, esto es el TLCAN
No te pierdas
×