Consejos para el buen anfitrión

-
Gabriela Beltrán

Por qué no fuiste anoche a la fiesta en casa de los Ortiz de Echavarría?”, preguntó Sofía a su amiga Susana, a lo que ésta le contestó: "En primer lugar, porque invitan como a mil personas que ni conozco. La música siempre está a todo volumen y no se puede ni platicar. Además, siempre sirven lo mismo."

- Que no le pase esto
La mayoría de los anfitriones cuyas fiestas se consideran exitosas podrán asegurar que el secreto es únicamente una buena planeación.

- Cuando se quiera ser hospitalario y agradable, y se desee agasajar a sus invitados de tal manera que regresen con una sonrisa de satisfacción, sólo se necesita considerar algunos consejos para la preparación de la fiesta y su desarrollo. Son tips al alcance de todos y que con un mínimo esfuerzo le ayudarán a cualquiera a convertirse en un excelente anfitrión.

- Para empezar, conviene determinar el tipo de banquete: si va a ser formal o informal y si se realizará dentro de la casa o en el jardín. El siguiente paso será preparar la lista de invitados. No se debe olvidar que al hacer la invitación se debe ser claro en cuanto a la fecha, hora y lugar y que, además, conviene hacerlo al menos con una semana de anticipación.

- Una vez cumplidos estos requisitos, se debe fijar la atención en los sagrados alimentos. Si se quiere quedar bien, será infalible incluir el platillo que tantos elogios ha cosechado. Por todos es sabido que no se debe experimentar con un nuevo platillo en estas ocasiones, pues el resultado suele ser desastroso En cuanto a las porciones, no hay que escatimar: siempre será mejor que sobre.

- De la misma manera, se deben tomar en cuenta las restricciones alimenticias de algunos invitados. Si bien los manuales de buenas costumbres indican que el invitado debe avisar al anfitrión con tiempo en caso de que padezca alguna alergia, o si es vegetariano, o si no come carne de puerco, no es posible convertir la cocina en un "restaurant" y servir un platillo para cada comensal. Para prevenir estas situaciones, los expertos recomiendan incluir siempre en el menú ensalada y verduras. Se debe ofrecer fruta, aun cuando se sirva postre. También se debe tener lista una jarra de agua mineral y ofrecer café sin cafeína y té. Es mejor abstenerse de cocinar carne de cerdo, pescado y comida frita o muy grasosa. Se aconseja, por ejemplo, aprovechar las cualidades de la pasta, de las papas y del pan.

- Con tiempo
Posteriormente, se deberá enlistar lo que se vaya a necesitar. Habrá que revisar la alacena y saber con qué ingredientes se cuenta, para poder conseguir lo que haga falta. Se recomienda hacer todo esto con anticipación y tranquilidad, pues no hay nada más desgastante que las carreras de última hora, justo el día de la cena.

- El día del festejo se deberán tener listas bebidas, destapador, hielera, saca-corchos, vasos, copas, vajilla, etcétera. Si es menester, y de acuerdo con el número de invitados, considérese la posibilidad de contratar un servicio de banquetes y el personal necesario.

- La presentación de la mesa es fiel reflejo del buen gusto del anfitrión y además define el tipo de celebración. Las servilletas dobladas o enrolladas, los centros de mesa, las velas, las flores y todos los detalles que se le ocurran, lograrán un ambiente muy acogedor. Pero también hay que recordar que lo natural y lo sencillo siempre es lo más elegante. Por lo tanto, se debe mostrar sobriedad.

- Algo que no se debe olvidar son las responsabilidades que se asumen al recibir a los amigos en casa. Más allá de la buena bebida, de una deliciosa comida y de una agradable compañía, existen elementos mis delicados que, sin duda, marcan la diferencia. Afín en la reunión más informal, como anfitriones o invitados, se debe expresar cortesía, hospitalidad y refinamiento. La actitud de quien invita debe mostrar siempre un gran deseo por compartir. El principal objetivo es propiciar la diversión y el relajamiento.

- Detalles como el nivel de luz, el tipo de música (y su volumen), una buena temperatura y decoración, son otros aspectos que el dueño de la casa debe cuidar. Todo ello ayudará hasta al más tieso a sentirse cómodo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Otro toque para garantizar el éxito de una reunión es la confianza que el anfitrión inspire en sus convidados. Nunca se debe dejar sola a una persona, ni forzarla a participar en una situación que no desee. Quien invita, siempre tendrá una buena conversación con todos y cada uno de los invitados.

- Finalmente, si el lector ya decidió realizar una cena en casa, deberá recordar que le está prohibido bostezar y mostrar señales de sueño. Si bien en otros países se acostumbra avisar del horario de principio y fin de la fiesta, la costumbre en México demuestra que tal tipo de limitantes no funcionan, pues es muy difícil el poner barreras a la diversión, la cual suele terminar cuando empieza un nuevo día.

Ahora ve
Tu empresa tiene mucho que decir
No te pierdas
×