Contec Mexicana <br>De boca en boca

La nueva compañía de Pulsar trabaja a 100% de su capacidad en la construcción de viviendas. Con l

A menos de un año de su arranque, Contec Mexicana, la primera productora de concreto celular en América Latina, trabaja a 100% de su capacidad. Traducido a número de casas, esto representa unas 6,000 viviendas de interés social de 50 metros cuadrados en promedio, aunque en los planes de crecimiento se prevé un incremento a 18,000 viviendas para fines de 1997.

-

Gustavo Romo Garza, director general de la empresa, califica los primeros meses de trabajo como increíbles, porque aún con “la industria de la construcción tan caída, la aceptación del producto en el mercado nos ha levantado el ánimo a todos los que estamos dentro de esta organización”. La venta promedio es de 6,500 metros cúbicos mensuales, lo que representa 75% de la capacidad mensual de producción. Y señala que lo más importante es que la compañía ya tiene presencia en diversos estados del país y en algunas ciudades del sureste de Estados Unidos.

-

Contec Mexicana es una coinversión de Grupo Pulsar —propietario de 90% de las acciones— y Hebel International GmbH & Co., firma alemana con 52 años de experiencia en la producción de concreto celular y con presencia en 25 países de los cinco continentes. Más que una sociedad, expresa Romo, les interesaba establecer una relación sólida con los tecnólogos que han revolucionado la industria de la construcción en Japón, Australia, Taiwán y los países más importantes de Europa.

-

A paso acelerado
-
A través del Infonavit, la compañía ha participado en la construcción de 200 viviendas de interés social y actualmente trabaja en cuatro proyectos similares: 330 en Reynosa, 200 en Salamanca, 800 en Chihuahua y 1,800 en la ciudad de México. Además, está programada la construcción de otras 1,800 casas a través del área hogar de Autofinauto.

-

Para el mercado residencial ha realizado alrededor de 30 proyectos doble A y tiene firmado con la Dirección de Sorteos del ITESM un convenio para construir con este sistema todas las residencias del Sorteo Tec.

-

Contec ha participado, además, en la construcción de bodegas en Ciudad Juárez, la Torre Margen y HEB en -Monterrey, las naves industriales de Grupo Crisoba, en Morelia, y diversas ampliaciones para Cydsa e Hylsa. Entre sus proyectos en Estados Unidos destaca un nuevo hotel en Atlanta, que forma parte de la infraestructura para las próximas Olimpiadas.

-

Aunque la intención es establecer relaciones a largo plazo con los clientes, José Antonio Solar Gómez, director de operaciones, aclara que no desdeñan a los clientes eventuales e igual atienden desde las remodelaciones más sencillas. Romo enfatiza que no hay clientes pequeños: “Si alguien quiere construir un cuarto de cuatro por cuatro, nosotros hacemos el diseño y surtimos el material.” El servicio incluye asesoría al arquitecto o constructor del cliente.

-

Además, existe un programa continuo de capacitación para todo aquél que esté interesado en conocer la aplicación del sistema Hebel. Quienes se convencen de las ventajas del concreto celular presentan su proyecto a la empresa para que los técnicos desarrollen la ingeniería y envíen al cliente el producto necesario. A futuro se contempla la posibilidad de vender el sistema a través de las tiendas de materiales para construcción, pero por ahora sólo puede ser adquirido en la planta, porque los técnicos se encargan de supervisar el uso del material.

-

Y ¿qué hay de la competencia? “Creemos que somos los únicos que realmente tenemos un sistema completo en el que todo es de las mismas características —asegura Romo—, desde el ladrillo hasta el recubrimiento.” Considera también que el sistema ha demostrado tener un precio competitivo, pues de lo contrario no sería utilizado para la construcción de viviendas de interés social.

-

Tecnología atrasada
-
Pulsar decidió incursionar en el ramo de la construcción cuando se dio cuenta de que México no había evolucionado en sus procesos constructivos. Hace algunos años, explica Romo, el consorcio regiomontano integró a un grupo de especialistas para estudiar las tecnologías constructivas más avanzadas del mundo y fue así como tuvieron conocimiento del sistema Hebel, que, según su opinión, es el que más ventajas ofrece para mejorar el nivel de vida del mexicano sin crear un choque cultural.

-

Inventado por el alemán Josef Hebel para acelerar la reconstrucción de su país después de la Segunda Guerra Mundial, el concreto celular es un material liviano —pesa una tercera parte del concreto tradicional— e incombustible, que funciona como aislante térmico y ofrece mayor resistencia a la humedad. Eso lo hace ideal para fabricar blocks, paneles para losa y entrepiso, muros, dinteles, peldaños, morteros y recubrimientos.

-

El montaje de Contec empezó en febrero de 1994. Un año después se iniciaron las primeras pruebas de producto, para salir al mercado en mayo de l995. La inversión inicial fue de $32 millones de dólares, pero con el montaje de tres autoclaves nuevas el capital asciende a $40 millones de dólares. Los recursos, explica Romo, provienen de fondos propios y financiamiento bancario de instituciones alemanas y mexicanas.

-

La planta se ubica en el municipio de Pesquería, Nuevo León. El área de producción, que ocupa 8,500 metros -cuadrados, es controlada por un cerebro computarizado, así que los obreros sólo intervienen para hacer ajustes manuales al equipo y al producto.

-

Productores del estado aportan 95% de las materias primas, que son arena sílica, cemento, cal y yeso. La pasta de aluminio, que funciona como agente expansivo, y el anticorrosivo que se utiliza para los refuerzos de acero son importados, pero los directivos de Contec ya establecieron contacto con algunas compañías para desarrollar ambos productos en México y están analizando también la posibilidad de producir aquí la maquinaria que actualmente es suministrada por proveedores extranjeros y que representa 30% de la inversión.

-

Hay planes para construir cuatro plantas más en la capital, Guadalajara, Chihuahua y una ciudad del sureste, y estudian la posibilidad de tener plantas en Argentina y Chile, con lo que empezarían a atacar el mercado sudamericano. “Si seguimos con los resultados con que vamos, nuestros planes seguirán adelante”, enfatiza Romo, quien afirma que hasta ahora no han tenido que frenar proyecto alguno.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Todo parece ir viento en popa para esta empresa de 170 personas que incursionó en la escena económica en uno de los momentos más difíciles. “Cuando empezamos con esto —dice -Romo—, el mercado estaba muy diferente. Si lo vemos positivamente, creo que el que el país haya caído en un bache nos dio tiempo para proporcionar el servicio que -andábamos buscando desde el origen. Si a nosotros esto nos hubiera agarrado con la época muy alta, no hubiéramos -aprendido todo lo que estamos aprendiendo para dar un mejor servicio.”

Ahora ve
El terremoto que sacudió México en el aniversario de otro terremoto
No te pierdas
×