Convención Bancaria. La otra Realidad

Capitalizaciones, carteras vencidas y fusiones son algunos de los temas que abordan, en este momento

Esta semana tiene lugar la 59 Convención Bancaria, casi un año y medio después del último encuentro sostenido por los dueños del capital. Quedó lejos la realidad de la convención de octubre de 1994, cuando personajes como George Bush y Carla Hills vinieron al país a decir a los banqueros lo bien que les sentaba a los estadounidenses que México estuviera “plantando el pie” en el primer mundo.

-

Sólo existe una coincidencia entre aquella reunión y la de hoy: el mismo escenario (las playas de Cancún).

-

Entre las particularidades de ésta destaca sin duda que, por primera ocasión en la historia financiera del país, el presidente de la Asociación de Banqueros de México se ha reelegido. José Madariaga, el mismo que pujó por el primer banco privatizado, el entonces llamado Multibanco Mercantil de México, que ahora tiene capital mayoritario del banco español Bilbao Vizcaya.

-

Más “austeros”, los banqueros acor­tarán su reunión en un día y, para compensar, la agenda será mucho más apretada. El presidente Ernesto Zedillo dará el punto de partida a la convención, como se acostumbra que lo haga el mandatario de turno, y el subsecretario de Hacienda, José Sidoui, la clausurará.

-

Esta vez no habrá triunfalismo en los discursos. De hecho, la mitad de ellos serán pronunciados por extranjeros, en un ánimo tácito de los banqueros de reconocer que requieren aprender de la experiencia de otros países.

-

Lawrence Summers, subsecretario del Tesoro de Estados Unidos, se referirá a la fortaleza que requieren las instituciones de crédito como garantía de un crecimiento real en la economía. Ana Pa­tricia Botín, del grupo financiero español Santander, y Hernán Somerville, presidente de la Asociación de la Banca de Chile y de la Federación Latinoamericana de Bancos Sudamericanos, hablarán sobre sus experiencias.

-

Estará también John Donelly, que actualmente funge como presidente de la Asociación de Instituciones Financieras Internacionales (AIFI) o la ABM mexicana, pero con mayores funciones, ya que aglutina también a instituciones no bancarias. Este banquero es también el director en México del Chemical Bank, el gigante estadounidense que está en proceso de fusión con Chase Manhattan.

-

Además, expondrán Domingo Cavallo, ministro de Economía de Argen­tina y acérrimo detractor de México durante la crisis devaluatoria, donde se encargó de gritar a los cuatro vientos que “Argentina no es México”, y Charles Clough, jefe de estrategias financieras de Merryl Linch. Ambos saben mucho sobre capitales volátiles, ganancias especulativas y colocaciones de bonos en los mercados internacionales, de las que México ya lleva varias, pero necesitará más en los próximos meses.

-

Otro de los temas en esta convención bancaria será, sin duda, el de las fusiones y  nuevos  procesos  de  capitalización. Las dos operaciones más recientes, que seguirán siendo comentadas en la reunión,  son  las  correspondientes  a Grupo Financiero Bancomer y a Inverlat, consecuencia  de  la  crisis  del  sector bancario.

-

En el caso específico de Bancomer, el Banco de Montreal realiza un programa de capitalización equivalente a $8,600 millones de pesos, que incluye la venta de 16% de las acciones. A partir de este aumento de capital, Fobaproa adquiere $15,600 millones de pesos de cartera con problemas.

-

Por su parte, Bank of Nova Scotia adquiere también 16% de Inverlat, pero aportando $50 millones de dólares.

-

Reunión para el recuerdo. La Convención Bancaria de 1996 marcará la pauta de un avance lento pero constante de la banca extranjera sobre la nacional.

-

En general, 1995 fue un año de avance lento para la banca foránea y, a juicio de Donelly 1996 permitirá apenas comenzar la consolidación del sistema financiero y será hasta 1997 cuando se logre iniciar el crecimiento y desarrollar proyectos interesantes y/o rentables para los bancos mexicanos que subsistan.

-

Por ello, esta convención observará negociaciones que darán mucho de qué hablar en los próximos dos años y se hará mucho más expreso el desplazamiento de bancos nacionales a partir de inyección de recursos externos.

-

Según Donelly, uno de los temas que tendrían que revisar con detalle, tanto la banca mexicana como las autoridades gubernamentales, es el establecimiento de criterios de análisis de crédito. El banquero es severo en su evaluación: “Si el gobierno está apoyando a los bancos mexicanos a través de la compra de cartera crediticia, es necesario reconsiderar seriamente los criterios de otorgamiento de recursos; el know how de la banca extranjera en este punto es uno de los aspectos que más le ayudó a crecer durante 1995, a pesar de que fue un año complejo para toda la economía y con las tasas de interés altas, sin importar quién las estuviera ofreciendo”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Así, entre capitalizaciones, cartera vencida, fusiones y altas tasas de interés, los banqueros se congregan nuevamente en Cancún.

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×