Corazón binario

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores tiene una función vital: albergar la información de su
Sofía I. Mateo

No hace mucho tiempo, en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) los reportes se presentaban en hojas tabulares, esos tediosos y enormes papeles de color verde. Generar un informe era un proceso lento. Una vez terminado, el documento no sólo era obsoleto sino poco confiable, ya que se elaboraba a mano.

- -

"Resultaba increíble que la Comisión, que participa en uno de los sectores más modernos y actualizados –en términos de sistemas de cómputo–, trabajara de esa forma", dice Javier Ruiz, director general de Informática en la institución.

- -

En 1996, la CNBV sólo poseía algunas máquinas Pentium. Eran contadas y las tenía la gente privilegiada. Además, los equipos no estaban conectadas en red. Es más: los organismos regulados por ella estaban tecnológicamente más avanzados.

- -

Por si esto fuera poco, el organismo debía aventurarse para obtener datos. Por ejemplo: una sociedad de inversión en la selva Lacandona. Con el fin de conseguir la información de dicha entidad, la CNBV mandaba a una persona con una valija especial que soportara el maltrato, ya que era necesario atravesar lagos para llegar a la localidad. Cuando los papeles arribaban a la institución reguladora, a veces no se podían leer. Para remediarlo, instaló un sistema que integró a todos los supervisados en una red tecnológica. Era el primer esfuerzo por tecnificar el trabajo.

- -

En 1997 la Comisión se embarcó en una carrera contra el tiempo. Por aquellos años, la institución ya recopilaba datos en disquetes y luego los procesaba con la velocidad de un caracol. La paciencia de los analistas era religiosa: el reporte de enero se entregaba en marzo. Y que no se le ocurriera a algún director pedir cambios en variables, entonces las horas y los días transcurrían para ver terminada la petición.

- -

Levántate y procesa

- -

En tres años, los sistemas informáticos de la CNBV pasaron de la edad de piedra a una automatización total en bases de datos, telecomunicaciones, soluciones de almacenamiento y hardware en general. Aunque el monto de la inversión no fue revelado, se sabe que fueron algunas decenas de millones de dólares las que pusieron al día el vetusto equipo.

- -

El proyecto se dividió en dos etapas:

- -

Automatización. Una de las tareas centrales del organismo es compilar la información que le proveen los regulados. La labor requería novedosos mecanismos para allegarse los datos; por tal motivo, invirtió en modernos y eficientes sistemas de redes y poderosos equipos de telecomunicaciones.

- -

Explotación de información. La CNBV debe procurar la estabilidad y el correcto funcionamiento de las instituciones reguladas, así como mantener y fomentar el sano y equilibrado desarrollo del sistema financiero en su conjunto, en protección de los intereses del público. Por eso es importante que la información que recibe sea recolectada y analizada. Para cumplir dicho objetivo, se apoyó en sistemas de almacenamiento de Hewlett-Packard (HP), los cuales ofrecen un rápido acceso a la base de datos (BD) y flexibilidad para examinarlos y manipularlos con el fin de convertirlos en información valiosa.

- -

Ruiz explica: "La Comisión está muy satisfecha de poseer tecnología de avanzada, sobre todo en el área de almacenamiento de datos. Esto aportará importantes beneficios, que se traducirán en una mayor eficiencia en el desarrollo de nuestra actividad."

- -

Actualmente, la CNBV opera con absoluta redundancia en todos sus sistemas, lo cual minimiza el riesgo de una "caída del sistema" y, en consecuencia, evita que los usuarios pierdan datos relevantes.

- -

"La disponibilidad de la información en todo momento –elemento central de las tareas del organismo–, ayudó a que se sentaran las bases para tener en óptimas condiciones las BD de la Comisión; de esta forma, se presta el servicio para que las áreas sustantivas realicen de mejor forma su labor de supervisión. Ya se superó la etapa de acopiar datos; ahora se procesan, analizan y convierten en información importante", dice Ruiz.

- -

Corazón que almacena

- -

Una vez consolidada la plataforma, la CNBV puede recibir rápidamente los informes de las instituciones reguladas (Bolsa Mexicana de Valores, bancos, casas de bolsa, entre otros) y, además, mejora la integración de servicios a los usuarios.

- -

"El corazón tecnológico de la Comisión es el equipo de almacenamiento. Ahí yace toda la información, toda la BD. La ventaja de la herramienta es que es modular, de tal forma que el incremento de capacidad es sencillo y no representa ataduras a otro hardware de administración", asegura Ruiz.

- -

La CNBV posee datos de 15 años a la fecha, los cuales están depositados en cartuchos DLT. Los respaldos se realizan automáticamente en los equipos a través de un minúsculo robot integrado al hardware.

- -

En cuanto a sistemas de operación, posee equipos de misión crítica. "La institución no puede darse el lujo de estar fuera de línea ni un minuto, porque se pierde información que no se recupera jamás", añade el director de Informática de la CNBV.

- -

En 2001 hay un reto por vencer: la pequeña ventana de tiempo para hacer los respaldos. Los índices bursátiles están cerrados a las 20 horas de México y las operaciones se inician a las seis de la mañana. Para llevar a cabo procesos de compactación, generar datamarts (almacenes de datos), explotar los contenidos y respaldarlos, el robot trabaja afanosamente durante la madrugada.

- -

Esta plataforma de resguardo brinda tres beneficios: sistemas altamente disponibles; creación de respaldos automáticos y capacidad para ofrecer servicios de aprovechamiento de los datos.

- -

Aunque los obstáculos a superar aún son enormes, en la CNBV la inversión en tecnología de almacenamiento ya brindó resultados concretos: de tres meses que tomaba recopilar información para generar un reporte, el proceso ahora tarda unas cuantas horas. De hecho, la Comisión está pensando en montar un portal en internet para brindar mejores servicios a las instituciones financieras que regula, pero eso está por venir.

-

Newsletter
Ahora ve
El programa de salud ‘Obamacare’ sobrevive por el momento a Donald Trump
No te pierdas