Cosa de niños

Gymboree México ya es la franquicia líder en el mundo.
Jesús Hernández

En 1990 Pilar González Corona trabajaba en el Museo Rufino Tamayo y no imaginaba que 14 años después tendría a su cargo la franquicia maestra Gymboree más exitosa del mundo. Hoy la marca vale en México poco más de $3 millones de dólares y atiende más de 6,000 familias que acuden a estos centros para despertar en sus bebés, de 0 a 6 años habilidades físicas y sensoriales mediante el juego y la música.

- Tras pagar $250,000 pesos, Pilar y sus cuatro socios tuvieron que lidiar contra la desaprobación de pediatras y educadores que consideraban que su sistema no era adecuado para los niños. Las cosas pintaban mal e incluso contemplaron la posibilidad de cerrar. Pero en 1995 decidieron darle una vuelta de tuerca al negocio: Paralelamente a los centros Gymboree crearon un jardín de niños que combina el aprendizaje mediante el juego con la filosofía de educación para la paz que diseñó Amnistía Internacional.

- Esto les permitió incrementar su negocio en 200%, para llegar a 60 centros en México, de los 300 que existen en el mundo. “Hoy nos piden asesoría de Estados Unidos y el concepto de kinder lo quieren adoptar en toda América Latina”, señala.

- La expansión de Gymboree se debe en gran parte a que han implantado una singular estrategia: “Mientras los padres estadounidenses tratan de acumular dinero para sus hijos, los mexicanos buscan heredarles una mejor educación y esa es la necesidad que nosotros atacamos”, dice. Sin planearlo, las franquicias son adquiridas en su mayoría por mujeres profesionistas cuya edad oscila entre 40 y 45 años.

Newsletter
Ahora ve
México y otros 13 países se unen al llamado que la OEA hace a Venezuela
No te pierdas