Creatividad empresarial

-
Luis Hernández Martínez

Alan G. Robinson y Sam Stern.
276 páginas.
Pearson Educación.

- Sin duda, en cualquier organización existe una enorme veta de ideas y conocimiento. Los empleados, gerentes y alta dirección son fuentes vivientes de creatividad. No obstante, también hay que reconocerlo, son pocas las organizaciones que aprovechan todo ese torrente de experiencia y capacidad.

- Pareciera que la consigna es bloquear intelectualmente a toda la empresa. Es decir, son muchas las propuestas que surgen día con día de la mina mental de los empleados pero, ahí “está el detalle”, por lo regular son premiadas con un desalentador: “No sirve”. Valdría la pena reflexionar al respecto.

Ahora ve
No te pierdas