Crecer con energía

México está obligado a desarrollar su infraestructura energética para impulsar su economía. Tech
David Aguilar

Poco se conoce de ella, pero es una de las mancuernas del sector energético que posibilita llevar electricidad  a todos los rincones del país. Tan sólo en 2002 las ventas de esta compañía italiana de ingeniería crecieron 165.8% respecto al año anterior.

-

Parte de ese desarrollo vino de la construcción de líneas de transmisión (la infraestructura encargada de transportar la electricidad) para la Comisión Federal de Electricidad (CFE), su principal cliente. En los últimos tres años levantaron 50% de esa estructura, en un año en que la demanda energética no dejó de elevarse (aumentó 2.3%), pese al estancamiento económico. Ahora van por más.

-

Techint prepara filas y maquinaria para atacar el millonario mercado de explotación de gas natural en la Cuenca de Burgos, al noreste del país, donde Pemex invertirá $8,000 millones de dólares. El consorcio italiano también se presentará al menos en tres de los seis paquetes que licitará la paraestatal para reconfigurar la refinería de Minatitlán, un proyecto de $1,650 millones de dólares.

-

Las buenas noticias no acaban ahí. La experiencia de la filial mexicana es tal que la construcción de líneas de transmisión y ductos de transporte de gas en Europa y África será operada desde aquí.

-

Luego de ver el extraordinario salto de sus ventas la pregunta obligada es: ¿cómo sostendrán este ritmo? Cuidando con algodones lo conquistado. “No será buscar el crecimiento en niveles de facturación per se, sino en calidad de trabajo y satisfacción de los clientes, lo cual redunda en una mejora económica”, dice Roberto Altamura Rosa, vicepresidente ejecutivo de la organización en México.

-

Este año Techint decidió consolidar el volumen de negocio actual, aunque prevé que haya crecimiento. “Suena fácil duplicar la facturación en 12 meses y hacerlo de nuevo al año siguiente –explica Eduardo Andrade, director de Desarrollo de Proyectos en la firma–. Pero hay que tener cuidado porque los requerimientos de efectivo para sostener la operación no se duplican, sino que crecen exponencialmente.”

-

Otra razón para optar por la cautela es la alta dependencia que tiene la industria de la construcción mexicana de la obra pública y, por tanto, de las debilitadas finanzas gubernamentales. “No queremos engolosinarnos y perder el control”, comenta.

-

Salto eléctrico
Techint obtuvo los contratos de líneas de transmisión más grandes que la CFE haya otorgado en toda su historia. Entre ellos, el proyecto 506 Saltillo-Cañada, contratado por $242 millones de dólares, y la obra Manuel Moreno Torres, por $269 millones de dólares.

-

No por nada 70% de sus ingresos de 2002 dependieron de la entidad paraestatal. Este año el grupo le entregará a CFE 900 kilómetros de líneas de transmisión nuevas y ocho subestaciones.

-

Pemex también es un buen cliente. En los últimos dos años la empresa italiana le facturó $200 millones de dólares. En 2003 ya le entregó un centro procesador de gas natural en Tamaulipas y dos plantas de proceso en las petroquímicas Morelos y Cangrejera.

-

Hace 49 años Techint sólo desarrollaba en México tubos sin costura, a través de la empresa Tubos de Acero (hoy Tenaris TAMSA). Actualmente su diversificación de negocios es tal que realiza desde estudios de factibilidad e ingeniería hasta construcción de obras como un hospital en Baja California, por $50 millones de dólares. Aún así la firma se conserva en el ruedo: tiene 13% de la producción mundial de tubos sin costura y 30% de los contratos de ductos utilizados para gas y petróleo.

-

Sin colgarse del alambre
Techint México ha aumentado su peso dentro del corporativo. El año pasado aportó 10% de las ventas consolidadas a escala mundial y, dentro de éstas, 30% y 35% de la facturación de Ingeniería y Construcción del consorcio.

-

Con este respaldo, ni siquiera pasa por la cabeza de los directivos nacionales un escenario negativo. “México tiene que desarrollarse en energía para poder sostener su crecimiento económico”, asevera Altamura. Burgos y Minatitlán serán los nombres propios de los proyectos mexicanos. En ambos será necesaria una red de distribución de gas, en la cual la organización tiene posibilidades de participar como operadora, además de construir los gasoductos.

-

También estudia a fondo los contratos de servicios múltiples diseñados para la explotación de gas natural en la Cuenca de Burgos. Los directivos aún definen cómo participarán, asociados con algunas operadoras locales cuyos nombres no dan a conocer.

-

El esquema de alianzas también se contempla para los proyectos de reconfiguración de la refinería de Minatitlán. Mientras tanto, estudian las bases para concentrarse en dos o tres de los paquetes que comprenderá el proyecto en su conjunto. “Como siempre, atacaremos lo que hacemos bien sin querer abarcar demasiado para dar seguridad en los resultados”, advierte Altamura.

-

La capacidad y solidez financiera para afrontar obras de esta magnitud es resultado de su doble faceta de empresa local e internacional. Las divisiones de negocios mexicanas pertenecen a una red mundial que les aporta una gran base de experiencias, know-how y, eventualmente, hasta formadores especializados para capacitar al personal doméstico.

-

Vocación multilocal
Los ejecutivos de Techint la conciben como una empresa multilocal. “No importa el origen nacional del capital, sino la capacidad de desarrollarlo en los países donde hemos nacido y crecido”, juzga el vicepresidente. La idea es utilizar la fuerza de trabajo de México para operar localmente y, luego, exportar estas habilidades.

-

A diferencia de otras multinacioanles, la misma filial mexicana define capacidad de desarrollo, decisiones de negocios y estrategias. Con esta visión, la mano de obra y la ingeniería siempre serán regionales. “Al contrario de otras compañías, no existen límites para el desarrollo de mexicanos en la estructura de negocio”, afirma el directivo.

-

Desde el país, Techint se presenta a las licitaciones en desarrollo de redes de gas natural en Europa y África. En algunos meses varios proyectos se realizarán y es aquí donde prevén incluir a parte de su plantilla local de ingenieros para que adquieran experiencia al otro lado del Atlántico.

-

Y al revés: es obligatorio que el especialista extranjero que los asesora en un proyecto en Guanajuato deje formados a un mínimo de tres trabajadores domésticos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La flexibilidad de la corporación permite que desde México se exporte capacidad de construcción en líneas de transmisión, plantas de generación, transformación, infraestructura hospitalaria y hasta personal. Toda una rareza en el ámbito nacional.

Ahora ve
Errores que cuestionan la reputación de Apple, la marca más valiosa del mundo?
No te pierdas
×