Crecimiento en la nueva era

El cambio en la presidencia en 2010 parece haber renovado Alfa, que en un año duplicó el precio de
Delia Angélica Ortiz

ALFA (lugar 8)

-

- Hace 35 años
-
En 1977, Alfa incorporó a su negocio Fibras Químicas, hoy Akra Polyester. - También fundó Casolar (turismo) y Megatek (bienes de capital).

- En un foro organizado por la Coparmex, en 2009, el entonces presidente y director de Alfa, Dionisio Garza Medina, decía que México estaba fuera de moda para los inversionistas nacionales hacía dos décadas. Congruente con esa visión, el grupo regiomontano ha hecho negocios en otras latitudes, estrategia que el año pasado, en particular, les dio resultados que ni ellos esperaban. Las ventas subieron 18%, a 136,000 millones de pesos, y la utilidad neta, 144%.

- La dinámica de la industria petroquímica nos sorprendió gratamente, dijo Ramón Leal, director de Finanzas de Alfa, en la más reciente conferencia que tuvo con analistas económicos. Los precios promedio de venta se elevaron 30% contra el primer trimestre de 2010. “Las plantas operaron casi a plena capacidad”.

- La escasez y los altos precios del algodón impulsaron la venta de los productos petroquímicos de su subsidiaria Alpek, pues los precios para la fabricación de prendas sintéticas aumentaron por la creciente demanda en China.

- El doble efecto de la recuperación de la industria automotriz de la que su subsidiaria Nemak es proveedora y la inesperada demanda de poliéster y nylon que benefició a su división petroquímica, motivaron que el grupo regiomontano entrara a 2011 con el pie derecho. En los tres primeros meses de este año, este conglomerado de empresas aumentó ventas en 30.8%, casi tres veces más del 12% estimado por analistas, por lo que su acción en la Bolsa Mexicana de Valores se sitúa en 160 pesos, el doble de lo que cotizó el año anterior, 82 pesos.

- Este primer trimestre, Nemak vendió en volumen 9.3 millones de cabezas de motor, 17% más que en el mismo periodo de 2009. Este crecimiento refleja la recuperación de la industria automotriz en Estados Unidos y un mejor desempeño en Sudamérica. El aumento también refleja el lanzamiento de nuevas plataformas de sus clientes, dijo Invex, respecto del desempeño.

- En tanto que en el negocio de alimentos, las ventas en volumen se mantuvieron estables contra el trimestre inmediato anterior, pero el comparativo anualizado indica un crecimiento de 32% por la incorporación de Bar-S Foods, una procesadora de carne en Arizona.

- Su subsidiaria de telecomunicaciones, Alestra, también registró un incremento de 4% en ventas, que se atribuye a la oferta de valor agregado que ha compensado la caída en los ingresos de larga distancia.

- Alfa anunció en abril la compra de 49% de las acciones que AT&T tenía en Alestra, con lo que el conglomerado se queda con el control total de esa subsidiaria. Según Alfa, la operación abre la posibilidad de opciones estratégicas adicionales en las tecnologías de la información.

- Sin embargo, el tema genera dudas entre analistas; por qué comprar la totalidad de una empresa que no ha llenado las expectativas que se tenían. La respuesta puede ser que al tener completo control, también pueden decidir cómo y cuándo deshacerse de esa división, explica un analista que sigue las acciones de este conglomerado, y que prefiere que se omita su nombre.

- El secreto
¿Qué ha hecho bien Alfa? Según analistas consultados, se sustenta en que entendieron la diversificación a tiempo. Tienen plantas en EU, Europa y Asia, por lo que 54% de sus ventas están fuera de México. Recientemente, anunciaron que construyen una instalación de autopartes en India, con una inversión de 10 millones de dólares (MDD), para abastecer a Ford en esa región.

- La expansión geográfica y de negocios les ha permitido combinar empresas cíclicas con anticíclicas, como la fabricación de autopartes con la producción de carnes frías. Ahora resulta anecdótico que en una reunión del Consejo,  hace más de 35 años, un joven, Dionisio Garza Medina, propusiera que la firma vendiera tamales, flautas y yogurt; sin embargo, cuando Garza Medina tomó las riendas de Alfa, en 1996, comenzó a transformar la vocación meramente industrial de la empresa y la convirtió en una transnacional que ofrece alto valor agregado.

- En 2010 se vivió un ambiente de aumentos de precios de materias primas, lo que presionó los costos de las empresas de Alfa. La excepción fue el precio del gas natural que se estabilizó, a consecuencia del desarrollo de tecnología para explotar las formaciones geológicas conocidas como “shale”, que incrementó las reservas en EU. “Ahora, ya llegamos al tope de algunos commodities y ante eso hay que compaginar la operación para seguir el crecimiento”, dice un analista que sigue a la empresa.

- Cambio de estafeta
Con 35 años de trabajo en Alfa, 16 como presidente y director general, Garza Medina formalizó el fin de su gestión en marzo de 2010. Los nietos del fallecido Roberto Garza Sada, patriarca del clan regiomontano, se reacomodaron en el equipo directivo del grupo: Armando Garza Sada ocupó la presidencia del Consejo de Administración y su primo Álvaro Fernández Sada se hizo cargo de la dirección general.

- Cuando se anunció el cambio de dirección, las columnas financieras del norte del país vinculaban la salida de Dionisio a una eventual solicitud de las familias accionistas que cobraban factura por la venta del ícono familiar, la acerera Hylsamex en 2005, y el escándalo por el uso de derivados financieros, en 2008.

- Mauricio Fernández Garza, heredero, accionista de Alfa y presidente municipal de San Pedro Garza García, Nuevo León, incluso hizo declaraciones con respecto a que en 2008 le había pedido a Dionisio que se dividieran los puestos, de modo que personas distintas ocuparan la presidencia del consejo y la dirección general.

- El especialista en historia empresarial del norte de México e investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León Mario Cerutti explica que, especialmente en Monterrey, las familias fundaban empresas que se aliaban entre sí vía sociedades de negocios o vía enlaces matrimoniales, uniones de las que resultaron varios apellidos compuestos. En Alfa, por ejemplo, los Garza Sada, los Fernández Garza, los Garza Medina y los Calderón son cuatro familias emparentadas que cuentan con 45% de las acciones del conglomerado.

- La sucesión en posiciones directivas en este tipo de empresas es cada vez más al margen del aspecto familiar. Ahora postulan a candidatos que también pertenecen a las familias, pero son calificados por auditores externos para garantizar su capacidad en la conducción de la empresa y evitar conflictos dentro de las propias familias, poniendo en manos neutrales la elección, dice el académico de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

- La cosecha
En el Reporte Anual 2010, Armando Garza y Álvaro Fernández presentaron su primera carta a los accionistas como nuevas cabezas del grupo. Enfatizan las compras de tres plantas de PTA y PET en Estados Unidos a Eastman Chemical Company por 600 MDD y la compra de Bar-S Foods por 583 MDD. “Estas adquisiciones culminaron con varios años de esfuerzos y sentaron las bases para el futuro crecimiento rentable”, escribieron.

- Aunque el estilo de dirección de Armando Garza es distinto al de Dionisio, al menos por el bajo perfil que prefiere mantener en medios de comunicación, los analistas consideran que es muy pronto para decir que la nueva administración  ha tenido un impacto directo en los resultados positivos registrados este año.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- “Armando no ha hecho mal trabajo”, dice uno de los analistas que sigue a la firma. Pero ahora la empresa está cosechando todo lo que hizo en años recientes. “La impresión que tenemos todos es que no hay nueva dirección, sino que es una continuidad de lo que se venía haciendo”, agrega.

- El principal reto de Alfa para 2012 será superar los números que han registrado y ya son extraordinarios.

Ahora ve
Según la psicología, estos factores pueden predecir un divorcio
No te pierdas
×