Creysi cambia de talla

El tradicional fabricante de ropa para bebés da el estirón y lanza lencería para adolescentes.
Georgina Navarrete

Con más de tres décadas de vestir bebés y niños, Grupo Industrial Creysi (GIC) decide que es tiempo de crecer. Con 42% del mercado de ropa infantil (4% más que hace tres años), la compañía aumentará de talla y segmentará sus formatos de venta para competir frontalmente con marcas internacionales como las españolas Zara y Prenatal, además de que se alista para recuperar el terreno perdido en las exportaciones.

- Primero, lanzará ropa interior y para dormir para adolescentes: Sesame Teens (noviembre) y Creysi Teens (enero). Mientras que para finales de 2006 tendrá lista su colección de ropa para púberes.

- Además de sus ventas en autoservicios y departamentales, sumará un nuevo formato de tienda a las bodegas de descuento con las que ya cuenta. Este mes abrirá dos boutiques con diseños exclusivos para niños de cero a ocho años, en busca de consumidores con mayor poder adquisitivo.

- El plan no es sencillo. Para GIC, con 20 años como líder en ropa para bebé, entrar al terreno de lencería youthfit (atuendo de moda) juvenil es un gran riesgo, pues “estaríamos compitiendo con grandes líderes como Zara”, reconoce David Cohen, director de Expansión y Nuevos Proyectos de Baby Creysi. A mediados de 2006, calcula Cohen, tendrán 15 boutiques Baby Creysi y ampliarán su gama de productos sumando perfumería para bebés y ropa de maternidad, para competir con marcas como Prenatal, debido a que “somos una firma mexicana que cree en nuestros productos, en su calidad y precios”, afirma David Cohen.

- La mira también está en el exterior. Hace seis años, 30% de su producción maquilaba marcas estadounidenses como Baby Gap, Gap Kids, Polo Ralph Lauren, Tommy Hilfiger y Old Navy, a las que dejaron de atender porque exigían cada vez “mayor calidad y menor precio”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Hoy sólo exportan 5% de su producción, ya que “hay que ver hacia adentro, (el mexicano) es un mercado con un gran potencial y cada vez más exigente”, dice el ejecutivo.

- De paso, con estos cambios Baby Creysi se prepara para 2008, cuando el fin de las restricciones a la importación de textiles chinos a Europa y Estados Unidos, pueda provocar una nueva invasión de ropa china a México, ahora bajo el amparo de los TLC firmados con ambas regiones.

Ahora ve
Vecinos exigen a policías que permitan ingresar a Topos a Álvaro Obregón
No te pierdas
×