Cuando el sida no importa

Hay un proyecto de protección para empleados enfermos.
Maurizio Guerrero

Es ilegal. Sin embargo, la abierta discriminación contra personas infectadas con VIH-Sida se practica en la mayor parte de las empresas nacionales. El Proyecto de Responsabilidad contra el Sida (ARP, por sus siglas en inglés) señala que todas las personas VIH positivas que entrevistaron durante un estudio realizado en enero de este año en México reportaron haber sido despedidas de su trabajo debido a su estado serológico.

- No existen estadísticas: aunque el afectado alegue que lo despiden por su infección, las empresas siempre arguyen otro motivo, señala Carmen Soler, responsable del Programa de VIH-Sida de la Secretaría de Salud (SS) en el DF. Para evitar problemas, las empresas acostumbran solicitar una prueba de VIH-Sida como requisito de ingreso, una práctica que viola la norma oficial de VIH en el país. Ningún seguro médico contratado por una compañía ofrece cobertura de VIH-Sida en México.

- De acuerdo con Yuria Rojas, vocera, ARP está por implementar en el país un programa para disminuir la discriminación laboral. El argumento no sólo es moral y humanista sino económico. El plan es que los empleados se sometan a pruebas periódicas para que, en caso de estar contagiados, sus empleadores absorban desde el principio el tratamiento completo de la enfermedad. Así, las personas infectadas podrán desempeñarse por tiempo indefinido en su puesto y las empresas ahorrarán lo invertido en su reclutamiento, capacitación, productividad y retención.

- De acuerdo con un sondeo de ARP sólo dos de un grupo de 20 empresas de origen estadounidense de las más grandes asentadas en México señalan que el VIH puede ser un factor de despido. No obstante, matiza Yuria Rojas aún no existe compromiso laboral en torno al VIH, tampoco la conciencia de que discriminar gente puede incrementar los gastos de una compañía.

Ahora ve
No te pierdas