Cuando los hijos llegan

-
Gabriela Sotomayor

Actualmente muchas parejas se toman su tiempo y, por diversos factores, posponen la llegada de los hijos. Pero además de las víctimas de traumas y enfermedades (así como de fluctuaciones, devaluaciones y demás acrobacias del peso), hay los que, por el stress, la contaminación, las drogas y el consumo excesivo de tabaco y alcohol, no pueden concebir sin la ayuda de algún tratamiento médico.

-

De acuerdo con S. L. Tan y H. S. Jacobs (autores de libro Infertility, Your Questions Answered), una pareja normal, de 25 años de edad promedio, tiene cada mes aproximadamente 25% de probabilidades de embarazarse. Una pareja con problemas de fertilidad sólo alcanza, en cambio, 5%. Muy pocos pacientes son en realidad totalmente infértiles y la mayoría son más bien subfértiles. Pero el término infertilidad se utiliza para denominar tanto a los estériles como a los que caen en la subfertilidad.

-

La tarea. Si después de un año de casados, él y ella se han aplicado en hacer la tarea; si han tomando en cuenta los días fértiles; si la mujer se cuida de no ir al baño después del acto de amor; si la posición utilizada es la tradicional y todo parece marchar bien… pero de plano no pega", hay que consultar a un especialista.

-

Por lo general, él es quien le dice a su mujer (poniendo la consabida carita de yo-no-fui) que vaya al médico y averigüe por qué no se embaraza. Pero los especialistas recomiendan que ambos encaren el problema y lo aborden sin sentimientos de culpa.

-

De acuerdo con Tan y Jacobs, la infertilidad masculina s da cuando el semen no contiene espermas (asospermia) cuando hay muy pocos (oligoospermia), o cuando la calidad del mismo es pobre. Otros factores importantes son la presencia de anticuerpos o infecciones.

-

Afortunadamente, menos de 5% de los casos de infertilidad varonil se deben a la asoospermia. Aquí, ya sea por problemas genéticos o por algún trauma o enfermedad grave (como cáncer), el varón no cuenta con la adecuada producción hormonal.

-

Las causas más comunes que provocan la infertilidad son varias. Una es la atención deficiente cuando los testículos del niño no descienden al escroto normalmente; en este caso, se recomienda intervenir quirúrgicamente al paciente antes de los seis años. Otra, el mal cuidado de las paperas, sobre todo en adolescentes. En tercer lugar, el abuso de drogas (especialmente mariguana, tabaco y alcohol) podría provocar una baja en la cuenta de espermas y afectar demás su capacidad de movimiento. Se sabe que el alcohol también afecta el desempeño sexual (bien lo decía Shakespeare en Macbeth: "It... provokes the desire but it takes away the performance") y que la impotencia es un problema relacionado con el alcoholismo crónico. Otra posibilidad es el uso constante de trusas y pantalones demasiado apretados (la moda embarrada, además, es espantosa). Por último, los baños frecuentes en jacuzzi, vapor, sauna y, por supuesto, el estar sometido a fuertes presiones emocionales.

-

El factor masculino. Alfonso Gutiérrez Nájar, médico y director de la Clínica de Reproducción y Fertilidad del Hospital Ángeles, habla en entrevista con EXPANSIÓN de los nuevos métodos para lograr el embarazo, cuando el problema radica en la parte masculina. "Antes, se pensaba que la infertilidad masculina era rara. Sin embargo, los estudios de rejas muestran que el porcentaje de infertilidad en el varón es cada vez mayo. Hoy, hasta en 40% de los casos los problemas implican un factor masculino."

-

Gutiérrez Nájar asegura que, gracias a las nuevas técnicas de reproducción asistida, se pueden lograr cosas nunca vistas. Por ejemplo, la técnica de reproducción in Vitro (que antes se usaba cuando las trompas de la mujer estaban obstruidas) hoy se utiliza en el tratamiento de problemas como endometriosis, factores infecciosos e infertilidad en el hombre.

-

"Las nuevas técnicas in vitro consisten en ayudar al esperma a perforar el óvulo con base en lo que se denomina ‘micro manipulación de gametos’. Otro método es la Intro Citoplasmic Sperm Injection (ICSI), con la que literalmente se inyecta el esperma dentro del óvulo." El especialista menciona que el porcentaje de embarazos exitosos se ha incrementado de 25% a 60% de los casos, casi el índice de fertilidad de una pareja normal.

-

Los resultados que muestra Gutiérrez Nájar parecen sacados de la ciencia ficción: antes, para producir un embarazo, se necesitaba un mínimo de 30 millones de espermatozoides por mililitro; hoy en cambio se puede alcanzar el éxito hasta con 10,00O. "Mientras se tengan espermas vivos, ¡se pueden hacer maravilla con ellos!", concluye el especialista. Pero no sólo los resultados son fantásticos; también lo son sus precios. Estos son desafortunadamente, muy caros y no puede ofrecerse a todo mundo. Su costo varía entre $4,000 y $6,000 dólares, más gastos de hospitalización.

-

Así que, ya sabe: la cuestión es acudir con el médico indicado, armarse de paciencia y romper el cochinito (o hipotecar la casa).

Ahora ve
Rebecca Burger, una estrella de Instagram, murió preparando crema chantilly
No te pierdas
ç
×