Cuando soñar es buena idea

<i>Dormimundo</i> lanzó una polémica campaña usando a Hitler. Está nominada a muchos premios, pe
Stephen Downer

La escena es en el Estadio Olímpico de Berlín en 1936. Jesse Owens, -legendario atleta afroamericano, espera en la línea de arranque de los 100 -metros planos bajo la mirada de miles de alemanes, entre ellos su líder, Adolfo -Hitler. El Führer, convencido de la superioridad de la raza aria, -confía en la derrota de Owens. Pero sólo 10 segundos más tarde, Owens está -celebrando la victoria que aturdió a los nazis.

- De repente, la historia da un viraje sorpresivo: Hitler aparece feliz y -aplaudiendo con entusiasmo a Owens, cuando en realidad en aquel evento el Tercer -Reich salió furioso del estadio después de la carrera. El lema al final del -anuncio de 30 segundos simplemente dice: “Sueña”.

- Éste no es un relato de History Channel, es un comercial muy controvertido -de Dormimundo para vender colchones. El anuncio –concebido por los creativos -Yosu Arangüena, Sebastián Arrechedera y Martín Campo, de la agencia DDB -México– es uno de los fuertes candidatos para ganar medallas de oro en los -futuros festivales internacionales de publicidad de este año.

- “Me fascina”, asevera Joaquín Bueno, director general de Dormimundo, -cuyos dueños son, curiosamente, judíos. Para su mala fortuna, el spot, -que fue usado durante pocas semanas en la televisión de paga, no se volverá a -ver en el país debido a una protesta de la familia Owens. “Ellos nos -comentaron que no querían que se siguiera asociando a Jesse con Hitler y fue -por eso que el cliente tomó la decisión de retirar el spot del aire”.

- Según Joaquín Bueno, él y los creativos de DDB tuvieron también una -reunión con el Comité Central de la comunidad judía en México, a la cual -tampoco le gustó el video. “Nos dijeron que no les gustaba, pero que no -podrían evitar su uso”, recuerdan desde Dormimundo.

- “El mensaje no escrito en esta publicidad es que ‘ojalá’ este tipo -(Hitler) no hubiera sido el imbécil que fue’”, comenta Raúl Cardós, -presidente y director general de DDB México.

- Lo que quiso reflejar la empresa básicamente (que vende ni más ni menos que -colchones) es que soñar es bueno y que siempre se puede convertir algo negativo -en un aire de esperanza.

- Con el mismo espíritu (y sin dejar de ser polémicos) el equipo de DDB -México lanzó otro spot vinculado al 11 de septiembre de 2001. En él se -ve en la primer toma a un avión acercándose peligrosamente a las Torres -Gemelas y en la siguiente se ve al avión pasando de largo y dejando intactos a -los edificios.

- “Dormimundo es un cliente que corre riesgos”, explica Cardós. “Es -exigente pero respetuoso. Es un gran ejemplo de las personas que saben invertir -en la publicidad. De hecho han logrado que clientes nuevos lleguen con nosotros. -Estos últimos nos dicen que quieren algo del estilo de la campaña de -Dormimundo”.

Newsletter
Ahora ve
Con López Obrador no habrá aumento de impuestos: Alfonso Romo
No te pierdas