Cuenta atrás

El mejor año de Fox fue el primero de la campaña electoral de 2006.
Expansión

La economía mexicana creció en 2004 alrededor de 4.1%. Se crearon medio millón de empleos. La producción industrial se recuperó por encima del Producto Interno Bruto (PIB) y las exportaciones no petroleras dejaron atrás su mala racha para seguir el ciclo estadounidense (crecieron 9.1% en el tercer trimestre). La Bolsa ganó 40%, las empresas del IPC repartieron dividendos con alegría, y el tipo de cambio cerró el año como se previó que lo haría. Se trata, sin duda, del mejor año de los cuatro que ha presidido Vicente Fox. Los analistas dicen que superará a los dos restantes.

- Es cierto que el crecimiento es insuficiente y pudo ser mayor, pero el contexto no ayudó. El pertinaz tropiezo del Congreso a la hora de establecer consensos hace pensar en la necesidad de una reforma política que genere incentivos para la negociación. Fue el año de los videos –inolvidable imagen la de René Bejarano, llenándose los bolsillos de billetes– y el presupuesto vetado pero no vetado. En lo grotesco, José Murat, gobernador de Oaxaca, podría haber protagonizado un autoatentado absolutamente irresponsable. En lo inquietante, el año se cierra con el asesinato de Enrique Salinas de Gortari. Para sorpresas, el regreso del PRI. Capítulos cerrados, el cierre al FOBAPROA. En el mundo, el reelegido George W. Bush se deberá enfrentar a un déficit que ha tumbado al dólar y amenaza con frenar el crecimiento en la segunda mitad de 2005. La proeza china, con su crecimiento de una década por encima de 8% sigue asombrando al mundo –y ocasionando la reestructura de nuestra industria más vulnerable–.

- En lo empresarial, Lorenzo Zambrano dio un golpe de mano al sector cementero mundial con el anuncio de compra de la británica RMC. El grupo de empresas de Carlos Slim creció en América Latina en el año en que sus hijos ocupan la presidencia de la compañías. En gobierno corporativo se cerró el conflicto entre socios de Grupo Modelo con la salida de Valentín Díez Morodo de la dirección general de Ventas. En lo sectorial, las compañías financieras y constructoras vinculadas al sector de la vivienda de interés social fueron un motor de crecimiento, en gran medida impulsado por un programa público exitoso.

- Es también el año de la Sarbanes Oxley, que repercutirá en el deslistado de compañías en el New York Stock Exchange, por un aumento de 150% en el costo regulatorio. La cuestionable operación Unefón-Codisco de Ricardo Salinas Pliego despertó la sed de sangre de un organismo regulador que debe serenar a un mercado que huyó ante los Enron y Worldcom.

- Al término del primer año electoral ningún partido tiene claro a su candidato. Quizá el gran triunfo del año será que la inestabilidad política no invadió la estabilidad económica. No es poca cosa.

Ahora ve
Hispana grabó incidente racista en una tienda Walmart de Arkansas
No te pierdas
×