Cuesta de febrero

-

Cuando todo parecía indicar que el inicio de 2003 transcurriría sin pesimismo, las percepciones económicas nacionales y personales cambiaron desfavorablemente en un sector de la población. Como resultado, el Índice de sentimiento del consumidor BGC-Expansión© (ISC) pierde la estabilidad que mantuvo durante un trimestre y cae cuatro puntos en un mes. No obstante, este retroceso es de baja magnitud si se compara con el generado por la reforma fiscal y las alzas de tarifas eléctricas hace un año (actualmente el indicador se ubica 20 puntos arriba del valor que tenía hace 365 días). Factores como la depreciación del peso, el término de la burbuja consumista de fin de año, el sentimiento de estancamiento salarial, el efecto de algunas alzas de impuestos, precios y tarifas públicas, así como el riesgo de la guerra en Irak y el año electoral explican el menor ánimo del consumidor. En este contexto, el índice particular de condiciones económicas actuales pasa de 100 a 93 puntos. Por otra parte, el que mide las expectativas económicas baja de 88 a 86 puntos.

Newsletter
Ahora ve
Científicos estudian el comportamiento extraño de las ballenas jorobadas
No te pierdas