Cura de color

-

Si alguien le dice que está de ánimo gris, usted interpreta que se siente melancólico. Los colores se han relacionado con los humores, y durante siglos ha existido en Oriente una medicina que cura por medio de su influencia. La cromoterapia utiliza la proyección de diferentes tintes para relajar, animar o fortalecer. Muy parecida es la auroterapia, que por medio de la cámara Kirlian o una termografía de rayos infrarrojos, detecta el matiz del aura (campo electromagnético que rodea al organismo). Para mejorar la calidad de vida, de acuerdo con tales disciplinas, siga esta sencilla guía:

-

El estado de ánimo de una persona puede variar, cambiando los colores de su ropa: el rojo desarrolla la sensualidad, la energía vital y la agresión; el naranja y el verde dan salud; el amarillo, creatividad.

-

Si quiere mejorar sus procesos de aprendizaje, use azul; si su pareja es egoísta, obséquiele una camisa violeta, color que estimula la generosidad; si desea prosperar, vista rosa. Este último, a la vez, procura una personalidad afectuosa, amable y gentil; además, afirma la independencia.

-El gris deprime y ocasiona estados de aburrimiento; el marrón señala a una persona que quiere tener poder, pero no puede: está envuelta en la negatividad. Y hablando de ese estado, nada como el negro para reflejarlo.

Ahora ve
No te pierdas