De las manecillas al chip

Cuatro empresas ex relojeras marcan la pauta en la microtecnología.
Louise Guénette / Francia

PRESSE ÉTUDE:
Atención a las minucias

-Jean-Luc Chabod explica que su padre, un diseñador de equipo industrial que trabajaba con el fabricante de relojes Kelton, fundó la empresa Presse Étude en 1969. Empezó por surtir al sector relojero. A principios de los 90 dio un gran paso al conseguir un contrato con Gemplus, el fabricante francés de tarjetas con chip. Durante 10 años la familia Chabod vendió 80% de sus equipos a ese grupo y exportó 60% de sus ventas a las plantas de la multinacional en el mundo. De hecho, varios empleados de la filial mexicana viajaron a Pouilley-les-Vignes, Francia, para que el corporativo les enseñara cómo mantener las máquinas que siguen funcionando en Cuernavaca.

-

Para buscar más clientes en México, la firma participará en AL Partenariat, un encuentro en mayo entre empresas latinoamericanas y europeas, organizado por Bancomext y la Comisión Europea.

-

AUGÉ DÉCOUPAGE:
El corte francés
En los 50, el abuelo de André-Pierre Augé lideraba en la producción de resortes para relojes. Hoy, padre e hijo producen 25% de los lead frames de semiconductores en el mundo, que se encuentran en un sinfín de productos que operan con energía: computadoras, lavadoras, reproductores de DVD y teléfonos celulares. Su empresa, Augé Découpage, también produce contactos, reguladores de temperatura y soportes conectores para chips electrónicos. La firma corta 5,000 millones de piezas de cobre, metal y aluminio al año.

-

Uno de sus más importantes clientes, International Rectifier, tiene una planta maquiladora en México. Ese negocio de exportación lo llevó a la decisión de abrir aquí un centro de servicio para solucionar desde más cerca problemas de calidad y buscar otros clientes instalados en el país.

-

DIXI MICROTECHNIQUES:
Armas seguras
Esta empresa viene del brazo militar de Lip, uno de los más importantes relojeros de la región. El negocio fue comprado en 1988 por Dixi, una firma familiar centenaria, de capital Suizo. Conciben y ensamblan dispositivos microtécnicos en el segmento militar, aeronáutico y médico, sistemas mecánicos de seguridad en armas y municiones, indicadores de alarma en las cabinas de mando de aviones civiles y electrodos para el diagnóstico preoperatorio en el tratamiento de epilepsia y la enfermedad de Parkinson, explica Jean-Pierre Darnis, gerente de planta de la compañía.

-

La parte médica es líder de su nicho en Francia y exporta 40% de su producción. Con la ayuda de los contactos de Organizaciones de las Naciones Unidos para el Desarrollo Industrial (ONOUDI), la firma tiene identificados unos 203 establecimientos médicos en México que podrían comprar sus herramientas.

-

IMTEC:
Proveedores expansivos
Imtec Besançon es una de ocho plantas de la corporación homónima fundada en 1998, que ha crecido por adquisiciones. La fábrica llevaba el nombre de Mercier hasta 2000, por el apellido de un empresario que surtió primero a la relojería y luego a las industrias automotriz y energética. Hoy fabrica los marcos que sostienen la pantalla en receptores de televisión o las piezas de metal forradas de plástico que sirven de conectores eléctricos en un Peugeot o BMW, explica Alain Dubois-Gache, codirector general de la agrupación.

-

La compañía opera filiales en la República Checa, Hong Kong y Monterrey, donde surte a las plantas nacionales del fabricante francés de autopartes Valeo, Texas Instruments, Carbonne Loraine y posiblemente Phillips en un futuro próximo.

Newsletter
Ahora ve
Aerolíneas se ‘burlan’ del veto de EU a aparatos electrónicos en vuelos
No te pierdas