De llamar la atención

México debe seguir el ejemplo de países que han aprovechado la capacidad creativa para elevar el n
Arturo Damm Arnal

Como economista siempre me ha llamado la atención, en primer lugar, la enorme capacidad creativa (que en el mundo de la economía equivale a productiva) del ser humano: la historia es, en buena medida, el inventario de los resultados de esa capacidad creativa; el recuento de los pasos del ser humano por el camino del progreso, desde la domesticación del fuego y la invención de la rueda, hasta el lanzamiento de naves espaciales y el uso masivo de computadoras.

-

En segundo término, me llama la atención el hecho de que, pese a los muchos ejemplos de crecimiento, desarrollo y progreso económico que existen (desde la Revolución Industrial en la Inglaterra del siglo XVIII, hasta los “milagros económicos” de los tigres asiáticos del siglo XX), que no son la excepción que confirma la regla del subdesarrollo, miles de millones de seres humanos sobreviven en la pobreza.

-

¿Qué tenemos? Por un lado, esa enorme capacidad creativa del ser humano, que le permite producir más y mejor, dando resultados que hace unas cuantas décadas eran impensables, y que abren posibilidades insospechadas en materia de crecimiento, desarrollo y progreso económico. Por otro, miles de millones de seres humanos que sobreviven en la pobreza, tal y como sucede con el 53% de los mexicanos, incapaces de generar un ingreso que les permita satisfacer sus necesidades de alimentación, salud, educación, vivienda, transporte y esparcimiento, y que subsisten al margen de esa capacidad creativa (que en economía es, hay que repetirlo, capacidad productiva) que como género nos ha caracterizado a los humanos.

-

Llama la atención, por un lado, la enorme capacidad creativa del ser humano, y los países que han sabido usarla para elevar el nivel de vida de sus ciudadanos y, por otro, las naciones que han tenido un desempeño económico mediocre, como es el caso de México, lo cual se muestra con dos datos: de enero de 1971 (año en el cual se inició) a diciembre de 2002 (mes en donde seguía presente), la inflación acumulada fue de 420, 521%; de 1982 (año cuando se perdió el crecimiento elevado) al 2002 (momento en el que el crecimiento resultó, una vez más, insuficiente) el incremento promedio anual del PIB por habitante fue 0%.

-

¿Qué necesitamos en México? Seguir el ejemplo de países que han sabido aprovechar, en beneficio de sus habitantes, la capacidad creativa del ser humano para producir más y mejores bienes y servicios, sin lo cual no hay crecimiento, desarrollo ni progreso económico.

-

A estas alturas de la historia existe, depositada en el acervo cultural de la humanidad, una considerable capacidad creativa a nuestra disposición, y existen naciones que muestran que el bienestar económico es posible, por lo que no existe pretexto para que 53% de los mexicanos vivan en la pobreza. No hay disculpa y, sin embargo, más de la mitad de la población de este país, sobrevive en la miseria. ¿Por qué? Porque no están dadas las condiciones para aprovechar, en beneficio de la mayoría, la capacidad creativa del ser humano.

-

Correo electrónico: adamm@prodigy.net.mx

Ahora ve
No te pierdas