De plumas y sus complementos

-

Cuando la tecnología moderna hizo a Bill Gates soñar con la oficina sin papeles, la verdad es que las hojas y los instrumentos para escribir en ellas, aunque sea una firma, continúan como un placer necesario. Los hay de diversas formas y estilos, desde el lapicero, pasando por la pluma fuente, hasta llegar al bolígrafo y a la roller ball, en la que la tinta se desliza por un pequeño balín y la escritura es muy parecida a la hecha con pluma fuente.

- Hay muy pocas cosas que visten tanto el escritorio del ejecutivo como una buena pluma, mejor aun si va acompañada por uno de los accesorios que sugieren tres prestigiados fabricantes. Aquí, algunos de los modelos más novedosos, acompañados por sus complementos.

Newsletter
Ahora ve
El GPS, con efectos secundarios en el cerebro
No te pierdas