Declaración de amor auténtico

-

También hay frescura en el desencanto, es lo que pareciera decir Fiona Apple en sus canciones. Hay un cierto placer en el desengaño, en la sensación de pérdida y el dolor. No se trata de la crónica de una tragedia, sino de la declaración de amor de una mujer a la verdad. Si con Tidal , su primera producción de 1996, dejó asombrados a público y crítica por la efusividad de sus sentimientos, con From the pawn confirma que su talento no fue un mero exabrupto adolescente, sino el reencuentro certero con la más pura tradición jazzística de Nina Simone, aunada al furor de fin de siglo. Se trata de la generación X con recobrada conciencia; una mezcla afortunada de sensaciones que se revelan auténticas y desgarradoras. Fiona le canta al amor, como muchos, pero sin el lastre del cliché y las apariencias. Este es un álbum que refleja la plenitud de una artista en pleno crecimiento. Definitivamente, una de las mejores producciones de 1999, y una de las mejores maneras de acercarse a la propia intimidad.

Ahora ve
No te pierdas