Dejar huella

Artesanos pintan y venden tenis <i>Converse</i>, una idea que le cambió el futuro al pueblo de Pino
Sacnicte Bastida

En blanco, con la famosa estrella azul marino, llegan los tenis a los -talleres artesanales de Oaxaca, donde un pintor dibujará una enredadera, una -lagartija y su firma. El resultado es un par de tenis convertidos en un -alebrije, en una obra de arte oaxaqueña para que recorra el mundo.

- José Zaga, presidente de Converse México, decidió junto con el maestro -Juan Alcázar difundir las pinturas de la comunidad Pinotepa de Don Luis usando -como lienzo a los tenis de la marca estadounidense.

- Así surgió “Pintando pasos”, un proyecto para combatir la pobreza en la -población e internacionalizar las obras oaxaqueñas. Todas las ventas de tenis -artesanales de las tiendas de Masaryk y otras ciudades del mundo serán -totalmente para los pintores. El precio de cada par de tenis oscila entre los -$2,999 pesos en México, $300 dólares en Estados Unidos y $350 euros en Europa.

- Lograr esta original iniciativa no fue un sueño de la noche a la mañana, -sino que demandó una tarea de seis años. La idea estaba madura, pero -técnicamente no era tan fácil. La tela y los pigmentos no eran aptos para el -proceso de lavado y se perdía la obra rápidamente.

- Para ello, Converse pagó una serie de desarrollos e investigaciones en -Italia y Suiza, donde se consiguió crear los materiales perfectos para que las -obras quedarán indelebles en los tenis. Cada par es único e irrepetible.

- Los artesanos llevan un control estricto de calidad. La limpieza, el respeto -por el trabajo y por el material de los demás artesanos son las principales -reglas dentro de la comunidad.

- En total son 15 los artistas cuyas obras serán expuestas en galerías de -arte de Boston y Amsterdam y podrán comprarse en exclusivas tiendas en Italia, -Japón, Francia, Estados Unidos, España y, por supuesto, también en México.

- Paso a paso
-
La gente que vive en Pinotepa de Don Luis nace con la habilidad para -dibujar. Es como si el mensaje viniera escrito en su ADN. Por generaciones, sus -habitantes aprendieron a grabar en jícaras (semillas grandes y cóncavas) y con -gubias (herramientas de metal con filo, como la que usan los carpinteros) toda -la naturaleza que los rodeaba, las siluetas de la flora y de la fauna del lugar. -Con su habilidad, no dibujan ningún boceto previo en los tenis, ellos pintan -directamente y con un solo trazo las imágenes en cada pieza.

- El artista oaxaqueño Noé Leyva y el maestro Juan Alcázar tienen la -inquietud de fundar un taller de artes gráficas, un lugar donde sus artesanos -aprendan a refinar algunos conocimientos básicos como la combinación de -colores y el uso de diferentes texturas. Tan exitoso es el proyecto, que cada -día se suman más mujeres y niños a la lista de artistas para los tenis -estadounidenses.

- En Pinotepa de Don Luis no hay más futuro que el de emigrar a Estados -Unidos. Los grandes expulsores han sido la escasez de tierras fértiles y el -exceso de pobreza. Pero este proyecto ha fascinado a los habitantes porque -reciben las ganancias de los exclusivos y lujosos tenis. “Los artesanos se -dieron cuenta que, a través de su talento y sensibilidad, pueden hacer -proyectos extraordinarios y vivir de ellos”, dice Alcázar.

- Por eso, los 15 artistas no se despegan de los pares de tenis ni un minuto. A -tal punto llega el entusiasmo que una obra está lista en un día, un tiempo -récord para cualquier artesano. Algunos evitan salir a comer, porque prefieren -terminar su trabajo.

- El proyecto Converse se extiende a más artesanos, ya que estos tenis no se -venden en las clásicas cajas de cartón, sino que llegan a los clientes en unas -bolsas oaxaqueñas y bordadas que tejen las mujeres de la comunidad. Pinotepa ya -tiene una población ansiosa por convertirse en una empresa de artesanías.

- “Ésta es la punta de lanza para comercializar todo lo que se hace aquí”, -dice Noé Leyva, hoy presidente de la asociación de artesanos. El capital con -el que cuentan es un aporte de Converse de $400,000 dólares, que permite -mantener en marcha el proyecto por dos años. Esta cifra incluye la -capacitación de los artesanos, el pago por el trabajo a cada uno de los -pintores, y la mercadotecnia de los artículos.

- Además, la marca pagó $150 pesos por cada par terminado como anticipo para -la comercialización.

- Converse donó equipo de cómputo donde se actualizan los procesos y se tiene -un control de cada autor: todos los diseños son registrados en un archivo -digital. “El proyecto no tiene límites porque ellos quieren llegar a toda la -República”, menciona Sara Cuéllar, vocera oficial de Converse México.

- Las ganancias servirán para comprar un terreno donde construir un taller y -un museo de artesanías. En el museo cada artista tendrá un stand con sus -piezas y la dirección de su casa para que los interesados vayan directamente -allí a comprarlas. No quieren intermediarios en la comercialización, a cambio -buscan que el público valore su trabajo económica y culturalmente. Su -compromiso es convertirse en profesionistas que pueden ayudar a su pueblo.

- A nivel de mercadotecnia, Converse decidió poner los tenis en los pies de -personajes emblemáticos y de artistas reconocidos para despertar aún más el -interés. Uno de los que ya porta los tenis de Oaxaca es el cantante colombiano -Juanes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Un par de tenis, muchos años de investigación y una buena idea de negocios -pueden hacer mucho más por un pueblo que cualquier otro plan de retención de -emigrantes.

- Oaxaca
-www.grabadoresmixtecos.org.mx
-Tel: (01) (954) 54 02 90
-www.converse.com.mx

Ahora ve
“En donde yo trabajo, es peligroso estar vivo”, dijo Javier Valdez a CNN en 2015
No te pierdas
×