Delicatessen para llevar

Exquisiteces dulces, saladas y con distintas texturas para disfrutar en casa.

La Truffe
-
-Podría decirse que hay un reducto francés en plena colonia Roma. Pero La Truffe, tienda de - delicatessen casi contigua a Casa Lamm, tiene una gran cantidad de productos mexicanos. De hecho, algunos de sus artículos - top son, precisamente, de factura nacional. Ahí está el caso del Vino de Piedra, una cosecha 2002, mezcla de cabernet y tempranillo, cuya producción –dicen– consume en buena medida la presidencia de la República. El resto de las 19,000 botellas son vendidas en tiendas exclusivas. Ésta es una de ellas. Y si quiere probar el vino que el presidente y su esposa ofrecen en sus agasajos, no tiene más que pagar $850 pesos y disfrutarlo. Claro, también es sumamente recomendable llevarse un poco del jamón serrano de pato que, con una sutil variación en el ahumado del original francés magré de pato, le añade un sabor más intenso. El kilo cuesta $400 pesos, pero jamás es necesario llevar esa cantidad, con la tercera parte es posible sorprender a los amigos. Claro, no puede faltar el buen queso. Algo de lo que ellos tienen gran variedad. Y es difícil resistirse al madurado manchego español de $450 pesos el kilo. Pero ellos también recomiendan la línea de Villa Nolasco, de producción mexicana. Una granja que se encuentra en Atlixo y cuyos recursos son destinados a la manutención de niños de la calle, dicen. Si acaso todavía quiere más, cuando esté cerca de la puerta, recuerde que también debe llevarse un frasco de cierto manjar autóctono: la mermelada de tamarindo que ahí venden, no tiene comparación.

-

La Truffe.
-
-Álvaro Obregón, esquina Orizaba. Colonia Roma.
-Tel. 55 11 39 49.

- -Bistro Mosaico
-
-El viejo truco de comprar la comida y hacerle creer a ella (sobre todo, en las primeras cenas) que somos un estuche de monerías en la cocina.

- Y que antes de llegar a tercera base podemos haberla conquistado con ciertas atenciones culinarias. Para eso, hay un lugar ideal. El Bistro Mosaico, además de ser un restaurante de moda en la Condesa es también una tienda gourmet. Aquí, algu- nas recomendaciones. La terrina de verduras es siempre una buena op-ción, porque si ponemos la cara adecuada es posible que crea que -lo hemos preparado después de llegar de la oficina. O bien, una buena hogaza de pan casero en variedad de gustos, tamaños y formas. También hay varios quichés, y unos cuantos encurtidos. Es importante no presumir demasiado. Se trata de conquistarlas demostrando sensibilidad, no hay que exagerar diciendo, por ejemplo, que preparó el paté con hongos morillas porque no le creerán. Por cierto, esto último es una exquisitez. Ya en plan de agasajo, ahí encuentra también aceitunas griegas, diferentes tipos de ensaladas, cebiche de sierra y tomates confitados. Quesos, embutidos y algunos postres. Ah, y un detalle más, si se tardan atendiéndolo, por ninguna razón se le ocurra pedir un martini para matar el tiempo. Sucede que en ese lugar la comida es realmente buena, pero los tragos no son precisamente una especialidad de la casa. Y, además, resultan escuetos.

-

- -Bistro Mosaico.
-
-Michoacán 10.  -Colonia Condesa.
-Tel. 55 84 29 32.

- Da Silva
-
-Los postres son, sin lugar a dudas, motivo de dolor de cabeza si uno tiene invitados en casa. Es que, la verdad sea dicha, la repostería mexicana naufraga si es comparada con -la europea. Pero para todo hay una solución en esta ciudad inmensa.

- Da Silva, justo a espaldas del Pasaje Polanco, puede sacarnos del apuro. Y los precios son, francamente, muy accesibles. Una variedad de pasteles individuales sirven para quedar bien. Y a un costo de apenas $35 pesos cada uno, es posible salir del aprieto con elegancia y sin pensar demasiado. El crujiente de avellana es la estrella del lugar y casi siempre hay disponible. Pero también existe toda una gama de galletas caseras (sobre todo las de nuez, a $200 pesos el kilo) y algunas piezas de chocolate que el chef Eduardo Gómez Da Silva prepara personalmente.

- Hay otro asunto que nunca debe descuidarse. Si nos invitan a una casa, es de buena educación llegar siempre con algo. Los franceses acostumbran tres cosas que deberíamos copiar. Llevar flores, llevar vino y llevar pan. Es decir, belleza, bebida y alimento. Para este último caso, Da Silva ofrece dos opciones imperdibles, a $65 pesos la pieza de cereales y aceitunas o centeno, pasas y nuez.

-

- -Da Silva.
-
-Oscar Wilde 12. Colonia Chapultepec Polanco.
-Tel. 52 80 98 75.

- L’Olivier
-
-A cargo del chef Olivier Lombard, éste es un buen restaurante mexicano-francés con un servicio donde el término “para llevar” implica que -el cliente no tiene que esperar más de cinco minutos. Los platos con más demanda son la terrina de - foie gras de la casa ($180 pesos, porción moderada), la tarta pizza de -guacamole y la de carpaccio de res ($90 pesos), la ensalada de cangrejo moro ($95 pesos) o el - confit de pierna de pato ($145 pesos). Mientras espera, puede tomarse una copa de vino de la casa.

- Si es usted varón no se le recomienda ir al baño, porque ahí le espera uno de estos pobres mozos que le ayudan a lavarse las manos, alisarse el peinado, enderezarse la corbata y otras cosas. Lo que sí se recomienda es que, para evitar incluso la espera de cinco o 10 minutos, se llame por teléfono antes para hacer el pedido. -Voila! 

-

L’Olivier.
-
-Presidente Masaryk 49-C. Colonia Polanco.
-Tel. 55 45 31 33.

- -Chrisson
-En la guía Maitres Cuisiniers de 2004, se encuentra el chef Christian Garreau, cuya tienda gourmet en la Condesa lleva más de 10 años de existencia sin haber hecho gran ruido. A pesar de que hay muchos productos preelaborados, como las tartas de -fruta y el mousse de hígado de pato, el chiste de Chrisson es que el chef se adapta a las necesidades del cliente. Si su plan es una cena íntima o un gran banquete, él se encarga de solucionar el problema. Todo lo que se mueva es bueno para su sartén, desde cordero hasta langosta, o lo que a usted se le ocurra. En su pequeña cocina tiene también servicio de pastelería y pana- dería, donde prepara pasteles franceses como el Saint Honoré o la Tarte Tatin. Un kilo de - foie gras cuesta $1,300 pesos, pero ¿quién compra un kilo? En Navidad, Chrisson tiene propuestas especiales, como - pie de bacalao con pasta sablée ($500 pesos la pieza) o dariole de camarón al hinojo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Chrisson.
-
-Alfonso Reyes 164. Colonia Condesa.

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×