Depto. de reconocimientos. Un premio con

El reconocimiento más famoso del mundo no siempre fue tan jugoso.
Néstor Buendía

Alfred Nobel, aquel sueco que inventó la dinamita, murió en 1896. A finales de noviembre del año anterior había firmado su testamento, quizá el más famoso de todos. Ordenaba que con sus 31 millones de coronas (hoy, alrededor de $1,500 millones) se creara un fondo. Los intereses que se generaran serían “distribuidos cada año en forma de premios a aquellos que, el año anterior, hubiesen conseguido el mayor beneficio para la humanidad”. En 1900, con estos lineamientos, nació la Fundación Nobel.

-

El primero de los reconocimientos se entregó en 1901: 150,800 coronas. Cada año los premios han reducido su monto. En 1923 se entregó el más pobre de la historia: 115,000 coronas. Sin embargo, las políticas económicas de la postguerra motivaron algunos cambios en la Fundación. Hubo mayores libertades para invertir y el gobierno concedió, en 1946, la exención de impuestos. Así, para 1999, el capital total fue de 3,938 millones de coronas suecas (casi $463 millones de dólares). Evidentemente, los premios han mejorado. El próximo 10 de diciembre serán entregados premios de 9 millones de coronas cada uno. Vale la pena investigar, ¿o no?

-

Ahora ve
Emmanuel Macron pone en marcha su plan “Make our planet great again”
No te pierdas
×