Depto. del poder. Ecos de la toma de pos

-

Vaya fiesta. Dividida en etapas con el fin de incluir a distintos grupos de la sociedad en los festejos, la toma de posesión de Vicente Fox como Presidente de la República convirtió el pasado 1 de diciembre en un día realmente peculiar, desde la temprana visita a la Basílica de Guadalupe y los tamales de Tepito, hasta la verbena popular en el Zócalo capitalino y la exclusiva cena del Castillo de Chapultepec, pasando, por supuesto, por la ceremonia oficial en el Congreso, la toma de protesta del gabinete en el Auditorio Nacional y la comida en el Palacio Nacional.

-

El fenómeno Fox es todavía difícil de explicar en su justa dimensión. Por ejemplo, para la cadena de tiendas de tamales Flor de Lys, el 1 de diciembre constituyó un día tan espectacularmente movido como el 2 de febrero. “Fue increíble –dice el encargado de una de estos expendios en el norte de la ciudad–, pero hoy volaron los tamales. Y eso pasó en todas las tiendas de nosotros. Como que a la gente se le antojó cuando vio al presidente desayunar los tamalitos.”

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En otro tenor, fue en el Auditorio Nacional donde se dieron cita muchos de los hombres y mujeres de negocios más prominentes de México: Carlos Slim Helú, María Asunción Aramburuzabala, Emilio Azcárraga Jean, Ricardo Salinas Pliego, Roberto González Barrera, Isaac Saba y Roberto Hernández, entre otros. En el momento del discurso de Fox en ese recinto, además de los numerosos periodistas, el único que estuvo tomando notas fue Slim, quien velozmente sacó su libreta en el instante en que el Presidente hablaba de la vivienda como una de las prioridades a atender en el naciente sexenio. Se aceptan apuestas sobre el siguiente destino de las inversiones de Slim.

-

Ahora ve
Vecinos y voluntarios buscan documentos y recuerdos entre escombros en CDMX
No te pierdas
×