Desde hoy: pasteles

Moda

¿Una palabra para describir la moda de esta primavera-verano? Frescura. Una palabra más: blanco. Por primera vez en muchos años, se usan los trajes de vestir completamente blancos, propuestos lo mismo por Hugo Boss y Dolce & Gabbana que por Banana Republic.

- Donde mejor se plasma el color que guía la tendencia de una temporada es en las camisas de vestir, y esta vez los pasteles son la pauta. Se sugiere combinar camisas y corbatas sin salirse de los tonos claros. Rosa claro, amarillo paja y azul celeste –el verdadero rey esta primavera 2000–. Sin embargo, como siempre, los radicalismos son sólo para los seguidores enardecidos de la moda, y para los menos osados quedan los grises perla, el color arena y el beige. En la gama caben también un verde olivo de inspiración militar muy cool y el azul marino, que funciona como sustituto del negro en las ocasiones formales, sobre todo de noche.

- La idea de suavidad impera en estos meses de calor. Hay suavidad en los colores, en las texturas, en las líneas y en las formas. El hombre ha reclamado su derecho a la comodidad antes que a la elegancia y los diseñadores le hicieron caso. La influencia de la moda sport se siente tan fuerte como en el invierno y surgen prendas como una mezcla entre ropa deportiva y formal.

Newsletter
Ahora ve
Goodyear desarrolla los neumáticos del futuro
No te pierdas