Desembarco en los corporativos

Selesta dice que faltan servicios completos de informática
Lucía Pérez-Moreno

 “Por suerte o por desgracia todos tenemos algo de masoquistas, pues nos gusta disfrutar del trabajo”, dice Camilo García de Pola Vieja, presidente de Selesta América, al explicar por qué esta pequeña empresa de software ítalo-española amplió operaciones en América Latina.

-

Aunque aclara que detrás de este aparente “masoquismo” hay una clara intención de venir a ganar dinero, y mucho –siguiendo los pasos de otras corporaciones europeas, que vieron grandes oportunidades en el nuevo continente–, Selesta comenzó a invertir en la región desde finales de 1997. Abrió oficinas en México, Chile y Argentina y comenzó a dar servicio en otros destinos, como Perú, Costa Rica y Uruguay.

-

Si bien su volumen de facturación en América Latina es aún bajo –con relación al total de casi $80 millones de dólares anuales– la empresa pronto recogerá los frutos de sus inversiones. En México, el año pasado, Selesta facturó $3 millones de dólares y en 1999, no habiendo terminado aún el primer semestre, ya los rebasó. García de Pola Vieja atribuye dicha expansión al hecho de que esta firma prácticamente no tiene competencia local. Las compañías que combinan tecnología de punta con metodología propia en México “se cuentan con los dedos de las manos”, dice.

-

La empresa trabaja en nichos de mercado muy localizados, como la automatización de la operación informática, la evolución de aplicaciones y el soporte al ciclo de vida de aplicaciones corporativas. A diferencia de los grandes consultores que venden soluciones prefabricadas, Selesta tiene como principio no dar servicios llave en mano. “Entendemos que cuando una empresa compra un programa de software, necesita que le ayudemos a aplicarlo.”

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sus clientes están por ahora concentrados en el sector financiero, ante el problema del año 2000. “Apoyamos a las corporaciones que no han sabido darle un mantenimiento a sus sistemas”, dice.

-

Ahora ve
Trump firmó en Arabia Saudita contratos por más de 380,000 millones de dólares
No te pierdas
×