Desencadenados

Deacero vence de nuevo a China en juicio <i>antidumping</i>.
Alberto Bello /

China renunció a sus cadenas. Al menos, a las que empresas como Rudong Chain Works JiangSu y Quinngdao Anchor Chain Factory vendían en México. El gobierno asiático no participó en el caso antidumping iniciado por la empresa regiomontana Deacero y dejó a las importadoras mexicanas que le compran solas ante la Secretaría de Economía. Desde julio sufren una cuota compensatoria de $0.72 dólares por kilo.

-

“No está en duda si existe dumping –acepta Alejandro Dosal Rivero, representante de las importadoras–, porque es una economía centralizada con muchos subsidios.”

-

La firma gana así su segundo caso a la República Popular China, apoyada por su competidor, Industrial de Alambres, de Puebla. El año pasado derribó las mallas hexagonales chinas. Esta vez, sus argumentos eran incontestables: entre enero y julio de 2001 la importación de cadenas chinas a México aumentó 111%, a un precio 61% abajo del internacional. “Nos quitaron en poco tiempo 10% de participación”, dice Enrique Fernández, director de la Unidad Internacional de Comercio en Deacero, que vende $1.2 millones de dólares anuales de este producto, del cual tiene 30% del mercado.

-

La compañía, dirigida por los hermanos Gutiérrez Muguerza, adquirió en 1999 Aceros Nacionales a Altos Hornos de México (AHMSA) y exporta a Centroamérica y Europa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La empresa espera pronto una resolución favorable respecto al mercado de clavos para concreto. Dosal sostiene que “la industria acerera ha montado un oligopolio basado en las investigaciones sobre prácticas desleales.” Una afirmación que pondrán a prueba las importaciones de Europa del Este, donde los subsidios no son tan evidentes.

Ahora ve
Mark Zuckerberg recibió título honorario en Harvard, 13 años después de dejarla
No te pierdas
×