Desperdicios caninos

¿Cómo manejar los excrementos del millón de perros que hay en Nueva York? La solución podría se
Stephen J. Dubner y Steven D. Levitt

2,500 toneladas. Era la cantidad de estiércol diaria que producían los -20,000 caballos usados para trasladar personas y mercaderías por la ciudad de -Nueva York a finales del siglo XIX. La mayor parte de este estiércol no se -recogía, lo cual era terrible. El estiércol era tan habitual, oloroso y -antihigiénico que las casas se construían con entrada en el segundo piso para -que los propietarios pudieran respirar por encima de él. Como tantos otros -problemas aparentemente abrumadores, éste se resolvió, sin demasiado dolor, -gracias a la tecnología. El tranvía eléctrico y después el automóvil -llevaron a la desaparición de los caballos y, junto con ellos, de sus -excrementos.

- La mayor parte del excremento animal que se produce en la ciudad de Nueva -York en nuestros días proviene de los perros. (Los cálculos de la población -canina varían mucho, pero parece acertada la estimación de un millón de -perros). Claro que no toda su popó queda ahí tirada. En 1978, Nueva York puso -en vigencia su famosa (y ampliamente imitada) ley pooper scooper (algo -así como ‘la ley del recogedor de popó’), y la ciudad está ahora mucho -más limpia, y más entendida en el tema de la caca, que antes.

- Pero con una multa de sólo 50 dólares por la primera infracción, la ley no -ofrece un incentivo financiero para recoger el excremento de su perro. Tampoco -parece estar implementada con demasiado vigor.

- Quizá la solución surja de tratar el problema real –su caca–. ¿Una -idea? Tomar muestras de ADN. Para llevar a cabo un proceso de matriculación de -perros, habrá que tomar una muestra de la saliva o de la sangre de cada perro -para establecer su archivo de ADN. Entonces, cada vez que se encuentra un -montón de excremento en la calle, se puede tomar una muestra para identificar -el ADN del infractor. Una vez que se compara el ADN fecal con el archivo de ADN -del perro, el dueño del perro recibirá una multa. El muestreo de ADN de todos -los perros de Nueva York podría costar aproximadamente 30 millones de dólares. -Si la gente deja de violar la ley, Nueva York habrá gastado 30 millones de -dólares para la limpieza de sus calles; si no, estos dólares serán el dinero -inicial para nuevas series de ingresos.

- Desgraciadamente, hay una gran desventaja para implementar este plan: para -poder cotejar una pila de excremento con su origen, se necesitará tener el -archivo de ADN de todos los perros y en 2003, el año más reciente del que -existen registros, sólo 102,004 perros de Nueva York estaban matriculados. Si -bien la matrícula es un requisito legal, cuesta apenas 8.50 dólares por año y -puede obtenerse fácilmente por correo, la mayoría de los dueños de perros -ignoran la ley y con cierta razón: el año pasado, se emitieron sólo 68 -citaciones en Nueva York por la no matriculación de perros.

- Por lo tanto, aunque el plan de ADN se pusiera en vigencia hoy, la mayoría -de los infractores a la ley seguirían sin ser castigados. En realidad, es -lógico que el perro matriculado es el que menos probabilidades tiene de violar -la ley que el no lo ésta, ya que el dueño que es lo suficientemente -responsable como para matricular a su perro es también lo suficientemente -consciente como para limpiar sus excrementos.

- Entonces, ¿cómo se puede lograr que todos los perros de Nueva York estén -matriculados? En vez de cobrar una cuota nominal, la ciudad podría pagarles a -sus habitantes para que registren a sus perros. Y luego, en vez tratar a esta -ley como algo opcional, hacerla cumplir como algo real. Algunos neoyorquinos -podrían ofenderse si se establecieran controles callejeros ocasionales, pero -ciertamente sería un buen corolario al enfoque de la era Giuliani para tratar -los delitos menores.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Antes de descartar la idea del ADN por idiota –que, francamente, nosotros -estuvimos a punto de desecharla apenas se nos ocurrió– piense en esto: -recientemente los líderes de Vienna y Dresden tuvieron la misma idea.

- Dubner y Levitt son autores del Best Seller Freakonomics / -New York Times Magazine.

Ahora ve
La estatua de Diego Armando Maradona que provocó burlas en internet
No te pierdas
×