Después del vendaval, ¿tiempos mejores

La inestabilidad de los mercados no detiene a América Móvil.

El debut de América Móvil ha sido poco afortunado; la inestabilidad del Nasdaq ha golpeado con tanta fuerza el precio de las acciones del operador móvil más grande de América Latina que Carlos Slim, su principal accionista, trata de amortiguar la caída comprando sus propios títulos, estrategia que ha significado una inversión superior a $2,000 millones de dólares. Pero el infortunio bursátil no afecta los planes de América Móvil que, ajena al vaivén de sus acciones, desarrolla una estrategia de crecimiento en Latinoamérica a través de adquisiciones y, simultáneamente, consolida las operaciones ya existentes.

- -

Tener éxito es un reto para el equipo de Daniel Hajj de cara a la autonomía financiera que provocó la separación de Telmex. Pero Carlos García, director de Finanzas de América Móvil, es optimista sobre el futuro. Explica que la compañía cuenta con más de $1,200 millones de dólares en caja, capacidad de endeudamiento y flujo operativo para financiar los planes. Respecto de una mayor deuda (que actualmente suma $700 millones de dólares) Gerardo Copca, analista de Administración de Inversiones, advierte que la compañía deberá evitar que los pasivos crezcan hasta minar la capacidad de cumplir con sus compromisos financieros. García agrega que también existe la posibilidad de vender activos que no están directamente relacionados con telefonía o transmisión de datos, “pero que son buenas inversiones financieras”, como Cablevisión y Compusa, de las que posee 49%. El directivo aclara que continúan evaluando colocar acciones del operador de televisión por cable, pero también otras alternativas.

- -

Sólo este año América Móvil, con clave de pizarra Amx, invertirá $1,500 millones de dólares en el crecimiento interno y para financiar futuras adquisiciones. La mayor parte se destinará a modernizar la infraestructura de Telcel, actualmente el activo más importante de la empresa. Un documento oficial señala que esta subsidiaria invertirá $2,000 millones de dólares durante los siguientes cinco trimestres para modernizar su red. “Cuando se descubre una cosa nueva no quiere decir que todo lo anterior sea inservible; por eso mantendremos desarrollos paralelos en las tecnologías TDMA y GSM”, apunta García. Pese a los planes, los especialistas tienen sus reservas. Michel Morin, de Merrill Lynch reconoce diversas fortalezas de la empresa: los socios, la oportunidad en el mercado de larga distancia, el tamaño y la estrategia. Pero también visualiza riesgos potenciales en la mayor competencia, la propia volatilidad en los resultados financieros e incluso en la modernización de Telcel, que presionaría los márgenes financieros ante un mayor subsidio de los teléfonos. “Creo que el ritmo de crecimiento finalmente lo determina el mercado y no la competencia”, señala. -RA

Ahora ve
La investigación de la presunta injerencia rusa en EU salpica a Jared Kushner
No te pierdas
×