Dulcísimo y seguro

-
Efrén Bravo

A pesar de que ciertas informaciones provenientes de Estados Unidos señalan que la confiabilidad en el uso del aspartame debería examinarse –alegando que contiene metanol, “un veneno altamente tóxico”–, más de un centenar de estudios realizados en ese país y en el resto del mundo indican que el consumo de esta sustancia es totalmente inocuo para el ser humano.

-

La versión alarmista se desprende del libro Prescription for Nutritional Healing (recetas para lograr una cura por medio de la nutrición) del doctor James J. Balch, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, donde asegura que “muchas personas están preocupadas acerca de los efectos del aspartame a largo plazo, pues han manifestado un gran número de quejas debido a los molestos efectos secundarios, tales como náuseas, dolores de cabeza, mareos y problemas visuales”.

-

Pero, calma: antes de ser aprobado en 1981 por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos, el aspartame fue estudiado durante 15 años tanto por organizaciones gubernamentales como por investigadores independientes. El aspartame es un endulzante bajo en calorías, cuyos componentes incluyen dos aminoácidos conocidos como ácido aspártico y fenilalanina, y es 200 veces más dulce que el azúcar. “Los componentes del aspartame son idénticos a los que también se encuentran en la naturaleza, y el cuerpo los asimila exactamente de la misma manera que si provinieran de la leche, cereales, carnes, frutas y verduras”, señala Gabriel Borsotto Gane, endocrinólogo del Instituto Nacional de Nutrición.

-

El aspartame sí tiene metanol, pero las cantidades de éste son mucho más pequeñas que las que contiene un vaso de jugo de naranja o media toronja. Un vaso de jugo de tomate contiene cinco veces más metanol que uno de refresco bajo en calorías endulzado con aspartame. Si bien en México el endulzante está aprobado por la Secretaría de Salud, al tratar de recabar información sobre este particular la dependencia informó que no tenía dato alguno.

-

Debido a la obsesión por las dietas y el fortalecimiento de la cultura del “mínimo esfuerzo” de millones de personas para controlar su peso, la popularidad de los edulcorantes está en auge. Técnicamente éste es un endulzante nutritivo que, como el azúcar, provee al organismo de cuatro calorías por gramo, pero debido a que se necesitan cantidades muy pequeñas para alcanzar el dulzor deseado, su contribución calórica es insignificante.

-

Según Víctor Manuel Anaya, director de NutraSweet México, el dulce siempre ha sido una gran debilidad de los seres humanos. Sin embargo, disfrutar de ese placer ha tenido un precio bastante alto en temas de salud. Los problemas más comunes ocasionados por el consumo del azúcar son la obesidad, degeneración de los dientes y diabetes. Luis Ramírez, consultor de la empresa mencionada, saca la cara por su marca: “El aspartame brinda la oportunidad de disfrutar del sabor del azúcar pero con valores agregados que no ofrecen otros edulcorantes. Los alimentos y bebidas preparados con él tienen un sabor casi idéntico a los endulzados con azúcar, pero sin sus calorías, no deja el sabor amargo ni metálico de otros endulzantes, no contiene sodio, el cual retiene líquidos y, por si fuera poco, no produce caries porque no es un carbohidrato”.

-

Eduardo Molina, gerente de Cultor Food Science, empresa fabricante del endulzante, aclara que la FDA establece que los productos que contienen aspartame pueden ser consumidos por mujeres embarazadas en cantidades mayores a las recomendadas, sin que se haya demostrado ningún tipo de efecto secundario en la madre o en el hijo. Los niños, personas con diabetes y población en general pueden también consumirlos.

-

La dosis diaria recomendada por la FDA es de 50 miligramos por cada kilo de peso corporal, lo que quiere decir que una persona de 70 kilos puede ingerir 3.5 gramos, los contenidos, por ejemplo, en siete u ocho litros de refresco light. Por cierto, aunque México es uno de los países más refresqueros del mundo, el consumo nacional de bebidas light apenas representa 2%, mientras que en Chile, Argentina y Brasil alcanza 6% y en Estados Unidos, 30%. El aspartame aún tiene una discreta presencia en México, ya que sólo se encuentra en la formulación de 56 productos, mientras que en el mundo –entre yoghurts, pasteles, gelatinas, cereales, bebidas de frutas y en polvo, jugos, chicles, medicamentos... y los consabidos refrescos– se contabilizan 5,000.

-

Además de NutraSweet hay otros edulcorantes artificiales como la sacarina, con muchos años en el mercado; el sunett, también 200 veces más dulce que el azúcar; la sucralosa, mejor conocida por su nombre comercial de Splenda, 600 veces más dulce, y el alitame, 2,000 veces más dulce.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Así que nadie se alarme. Basta con informarse bien.

Ahora ve
‘Chicharito’ Hernández vuelve a la Liga Premier como el ‘Hammer mexicano’
No te pierdas
×