Economía. ¿Caliente o tibia?

-
UH

De enero a marzo, el Producto Interno Bruto (PIB) registró un crecimiento de 7.9 %, el mayor incremento para un primer trimestre desde 1981. El ritmo acelerado de la economía preocupó a algunos analistas, quienes expresaron temor por el posible surgimiento de presiones inflacionarias.

-

El mismo día que se anunciaron las cifras del PIB (16 de mayo), el Banco de México (Banxico) restringió la oferta monetaria: aumentó el “corto” diario de $180 a $200 millones de pesos, a fin de reducir los riesgos de un repunte inflacionario.  Al día siguiente, en Washington, el secretario de Hacienda, José Angel Gurría, elogió la reacción del Banxico, pero negó que la economía mexicana registrara signos de “sobrecalentamiento”. Asimismo, restó importancia a la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de aumentar medio punto porcentual sus tasas de interés –la mayor alza desde 1995 y la sexta en menos de un año–.

-

Ocho días después, los datos de incrementos del consumo en el primer trimestre despertaron inquietud (9.2% las ventas al menudeo y 7.3% las de mayoreo). El presidente Ernesto Zedillo salió al quite y calificó de “ignorantes” a quienes advierten del sobrecalentamiento de la economía.

Ahora ve
Trump firmó en Arabia Saudita contratos por más de 380,000 millones de dólares
No te pierdas
×