Educación continua, al estilo regio

-

Ya no existe el experto a la antigua usanza, que sabía todo lo referente a su función dentro de una compañía. “Es imposible ser un experto global. Lo importante es adaptarse y cambiar con base en las nuevas demandas del mercado empresarial”, dice Pedro Suárez, director del área de control e información directiva del IPADE. Desde su punto de vista, una de las ventajas de Monterrey es que los empresarios ya trabajaban con una visión internacional antes de que México se abriera al mundo, lo cual ha facilitado el proceso.

-

Alejandro Fernández, director de este instituto especializado en la formación de cuadros gerenciales y directivos, explica que hay una resistencia natural del hombre al esfuerzo, pero cualquier ejecutivo que tiene un mínimo de sensatez, de sentido de la realidad y de humildad ante el cambio tan vertiginoso de los negocios, sabe que la educación universitaria y la experiencia adquirida en la práctica profesional ya no son suficientes.

-

El IPADE, con más de 20 años de presencia en Monterrey, ofrece programas genéricos, pero también diseña planes especiales para grandes empresas que están conscientes del valor agregado que representa la capacitación de los ejecutivos en aspectos técnicos y humanos. Fernández cita los ejemplos de Femsa, Cemex y Pemex. Suárez es director del programa elaborado para la cementera regiomontana, que cubre cuatro grandes áreas: liderazgo, competencia, mundo cambiante y estilo Cemex. Lo importante de esto es que participan directivos de todos los países donde la compañía tiene operaciones, así que se da un interesante intercambio de experiencias profesionales y culturales. En lo que respecta a Femsa, periódicamente se concentran durante cuatro días personas de 37 ciudades para acudir a las sesiones de perfeccionamiento y actualización.

-

Suárez puntualiza que en todos los cursos enfrentan a los participantes a una serie de situaciones reales con el método de casos para conducir la sesión hacia una discusión ordenada. “Lo importante –añade Fernández– es que los programas abordan la formación técnica con una visión humanista porque son dos aspectos que no se pueden disociar.”

-

DUXX Y LOS LÍDERES
-
Alfonso Romo, presidente de Pulsar, insatisfecho con la calidad de los posgrados que se ofrecen en México, decidió crear su propio instituto de perfeccionamiento.

-

Duxx es un centro de excelencia donde cada dos años son elegidas 25 personas para asistir a cursos impartidos por profesores de diversos países. “Hemos formado un plantel académico sin precedentes. Nos dimos cuenta de que el nivel de maestrías en México era bastante pobre comparado con lo mejor del mundo. La idea de Duxx es formar líderes con una gran preparación académica y una fuerte formación moral para que vengan a marcar la pauta en México”, expresó.

-

Es tanto el valor que da a los programas de capacitación y actualización, que también ha promovido la creación de escuelas de formación agrícola para que el productor aprenda a aprovechar mejor sus recursos y también opera un programa especialmente elaborado para enseñar a los abarroteros a ser más productivos.

-

EDUCACIÓN (E INVESTIGACIÓN) CONTINUA
-
Julio César Villarreal, director general de Villacero, también quiere sentar un precedente con el arranque de una estrategia de integración del personal a través de dos programas: educación continua e investigación continua. El objetivo es que todas las personas que trabajan en este grupo tengan al alcance las herramientas necesarias para educarse. El plan global prevé la extensión de estos programas hacia las familias de los empleados para mejorar su calidad de vida.

-

Para este empresario, “la educación cubre aspectos de cultura, de formación profesional y de la comunicación que cada uno de los empleados debe tener con su familia para transmitirle los valores promovidos en la organización”. La compañía empezará desde lo básico porque hay alrededor de 600 personas que no cuentan con educación primaria: la idea es que en un año adquieran los conocimientos de primaria y secundaria, para que después realicen sus estudios de preparatoria mediante un sistema abierto. También ofrecerán diplomados en inglés y computación, además de carreras profesionales y posgrados en asociación con diversas universidades locales.

-

El programa de investigación estará enfocado totalmente al trabajo mediante cursos de capacitación y actualización que cubrirán aspectos tecnológicos y de procesos para reducir los costos y hacer más eficiente la operación.

-

Con el propósito de garantizar la calidad y el seguimiento de los programas, funcionará un comité para educación y otro para investigación, que estarán integrados por personal de la compañía y asesores externos. Por lo pronto, ya hay expertos de la UNESCO listos para incorporarse a estos equipos de trabajo.

-

Lo único que deberá aportar el personal es tiempo y esfuerzo, ya que el costo económico será totalmente cubierto por la compañía. “Independientemente de que las empresas tienen la vocación de generar riqueza y buenos salarios, creo que algo muy importante, y a lo mejor imponderable, es tener un personal lo más educado posible”, abunda.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

En etapas posteriores, las familias de los empleados podrán estudiar cursos a distancia a través de computadoras que el personal se llevará a casa, y además habrá módulos que se ofrecerán en las instalaciones de las empresas del grupo en horas no hábiles. El plan tiene alcances tan amplios que Villarreal piensa integrar a los demás miembros de la cadena productiva, es decir, proveedores y clientes. “Es un programa muy ambicioso, pero creo que es simple... Se trata de desarrollar la curiosidad por la educación.”

Ahora ve
Donald Trump reaviva con Marshawn Lynch su polémica con la NFL
No te pierdas
×