El ABC de la transparencia

Funcionarios de gobierno aprenden a combatir la corrupción.
Louise Génette

Mientras unas 50 personas exigían cuentas afuera de la Secretaría de Contraloría y Desarrollo Administrativo (Secodam), 130 funcionarios federales asistían, en el auditorio del edificio, a un curso sobre el combate a la corrupción. En la pantalla, Víctor Vergara, especialista en finanzas y administración del Instituto del Banco Mundial, hablaba desde Washington sobre la decentralización como instrumento de saneamiento. Localmente las redes de corrupción son más identificables, dice, porque se puede ver quién tiene más que lo que le permite su salario.

- Junto con el Tecnológico de Monterrey (ITESM) y el Banco Mundial (BM), la Secodam adaptó un curso que las dos instituciones habían dado a escala municipal, afirma Lucy Tacher, directora general adjunta en la Unidad de Vinculación para la Transparencia de la Secodam.

- La funcionaria admite que los mandos superiores escasearon entre los 1,600 inscritos al seminario, transmitido a 38 sedes. Estima que los que sí asistieron, de dependencias tan diversas como la Procuraduría General de la República y Banrural, pueden lograr cambios, aunque todavía no han aprobado. Para acreditar deberán identificar un problema en su área de trabajo y resolverlo.

- Una encuesta de la organización Transparencia Mexicana califica la actividad del gobierno respecto a la corrupción con 3.7 sobre 10, lo que habla de inconformidad no sólo en la escalinata de la Secretaría, sino en la sociedad.

Newsletter
Ahora ve
LauDrive transporte ‘on demand’ para las mujeres
No te pierdas