El ancla de la fusión

La integración de Luz y Fuerza con CFE aún cobra facturas; las utilidades de cfe cayeron 46% en 20
Eréndira Espinosa

CFE (Lugar 4)

-

- Hace 35 años
A finales de los años 70 comenzó la construcción de las dos unidades de la central nuclear Laguna Verde, conectadas a la red eléctrica en su totalidad en 1995. -

- El 29 de marzo pasado, Antonio Vivanco anunció, en Twitter,  su primera gira como director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para supervisar proyectos eólicos en La Ventosa, en Oaxaca. No es fortuito que haya iniciado allí. Antes de que termine esta administración 25% de la electricidad debe generarse mediante energías renovables –que incluyen hidroeléctricas (en 2010 representó 7%).

- Pero el reto inmediato que le heredó Alfredo Elías Ayub, después de 12 años de dirigir la paraestatal, es lograr una exitosa integración de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) –en 2009 se liquidó a todos los trabajadores y los activos pasaron a manos de la CFE–, que mantiene los resultados de la compañía por debajo de los niveles que tenía antes de la fusión.

- En 2008, año de la crisis internacional,  la CFE tuvo mejores resultados que el año pasado: 269,682 millones de pesos en ingresos (MDP), 5.5% por encima de los 254,417 MDP de 2010.

- Las complicaciones de la CFE empezaron cuando tuvo que asumir los costos de generación, operación y mantenimiento de LyFC. Además, abastecer a más clientes (hoy más 34.2 millones), se volvió un asunto complejo.

- El año pasado, 10% de las quejas que recibió la Procuraduría Federal del Consumidor, 11,157, fueron de la CFE.

- En la primera etapa de integración de operaciones, capitalinos de 13 delegaciones sufrieron faltas en el suministro, lo que generó bloqueos en vialidades importantes. Y los apagones siguen. El 30 de mayo pasado, una explosión en la subestación eléctrica Emiliano Zapata dejó sin electricidad a nueve municipios en Morelos.

- “La CFE requiere unos tres años para estar como antes de integrar a LyFC”, opina Mario de la Garza, especialista en fusiones y adquisiciones del Tecnológico de Monterrey.

- En la zona centro del país, donde antes había más de 43,000 empleados en activo, hoy se opera con sólo 9,000 trabajadores. “Fue una fusión forzosa, no queda más que educarla, mantenerla y hacerla útil, eso no será fácil”, advierte De la Garza.

- Golpe financiero
Las dificultades en el proceso ya se reflejan en la paraestatal, comenta Alonso Sánchez, analista de la calificadora Moody’s: “Lo que ha pasado es que les ha pegado en sus márgenes”.

- Sólo entre 2009 y 2010, periodo en que se dio la fusión, los gastos de operación de la CFE se incrementaron 12.19%, a 291,542 MDP.

- Víctor Villarreal, de Fitch Ratings, considera que los mejores resultados se darán en cuanto la operación de LyFC deje de ser un problema: “Cuando tienes dos operaciones diferentes y una es menos rentable que el promedio, obviamente va para abajo; en la medida que implementes prácticas operativas, y que hagas inversiones en equipos, en el mediano plazo debes tender a recuperar los márgenes operativos”.

- Además, la compañía sigue arrastrando las mermas por los subsidios a la electricidad, lo que, aunado a la crisis económica, provocó que se registraran pérdidas por 1,910 MDP en 2008, a pesar de que que los ingresos de la CFE por venta de energía fueron vigorosos.

- La CFE aún no se recupera. En 2009, su utilidad neta alcanzó 1,185 MDP,  en tanto que el año pasado se contrajo hasta 809 MDP, más de 46%.

- “Necesita generar el flujo suficiente para esas inversiones u obtener financiamiento para estar en posibilidad de realizarlas”, dice Alonso Sánchez, de Moody’s.

- Un camino para obtener los recursos vendría tanto de mejoras internas como de otros inversionistas, opina. Por ejemplo, los Proyectos de Infraestructura Productiva de Largo Plazo (Pidiregas) o proyectos de impacto diferido en el registro del gasto. Sólo para este año, la paraestatal tiene previsto invertir en 49 nuevos proyectos, 40% se financiaría mediante el esquema. Entre los más importantes están La Parota y Guerrero Negro.

- Modernizarse, la salida
La integración de LyFC ha implicado avances en otro sentido, del 11 de octubre de 2009 a enero de este año, en la zona centro se incorporaron al servicio eléctrico 732,402 nuevos hogares, 96,171 clientes industriales y 2,823 empresas medianas. Además, la CFE se puso a trabajar en la nueva zona de influencia y sustituyó 12,200 postes y 8,100 transformadores.

- Sin embargo, la mayor generadora de electricidad de México requiere modernizar sus instalaciones, impulsar nuevas fuentes de energía y aumentar sus ingresos. Lo fundamental es lograr los estándares de calidad con que contaba antes de incorporar las operaciones de LyFC, según Víctor Villarreal, director senior de Fitch Ratings.

- La calidad requiere desde mejoras en el abastecimiento en la zona donde tenía influencia el organismo descentralizado hasta un mayor control en el cobro del suministro. Sobre todo, es indispensable frenar el robo de energía, que representa pérdidas anuales por hasta 30,000 MDP, cifra que equivale a los recursos obtenidos en 2009 por la venta de electricidad al sector comercial y que sumaron 31,831 MDP.

- Para mejorar la operación, la CFE no sólo invierte en proyectos para generar energía, sino que también aplica estrategias como contar con cajeros automáticos. Este año, instalará 400 ‘CFEmáticos’, donde los usuarios pueden pagar sus cuentas. Además, existe la posibilidad de que los clientes que así lo decidan paguen por la electricidad como por el tiempo aire de su celular, es decir, mediante prepago del servicio (que permite al usuario ahorros de energía de hasta 15%, por un mayor control), un esquema que está en la etapa piloto.

-  También optó por los medidores electrónicos, que disminuyen el margen de error y protegen del voltaje del exterior. Al cierre de 2011 prevé tener 2.2 millones de estos medidores instalados en el DF y 3.7 millones en el resto del país, 24% de usuarios domésticos y comerciales de baja tensión.

- En cuanto a las formas de generar energía, Luis Miguel Labardini, analista de la consultora financiera Marcos y Asociados, y ex jefe de asesores de la dirección de Finanzas de Pemex, comenta que la paraestatal debe apostar por plantas hidroeléctricas y hasta nucleoeléctricas.

- “Hemos dependido mucho de hidrocarburos, es bueno que aumente el consumo de gas, que se use el carbón, que se tenga más plantas hidroeléctricas, pero también, un componente de energía nuclear, para garantizar un abasto competitivo”, agrega.

- La importancia del gas
Pemex anunció el 24 de mayo pasado el descubrimiento de un yacimiento de gas no asociado y condensados en aguas profundas del golfo de México, con entre 400,000 millones y 600,000 millones de pies cúbicos de reservas.  La noticia no es menor, pues la CFE necesita cubrir las necesidades de gas natural de nuevas centrales. Y la región más crítica es la zona centro, área de influencia de la extinta LyFC. Además, el sistema de transporte de gas natural que podría abastecer las futuras centrales está excedido, incluso Pemex ha restringido la entrega de gas a algunas centrales eléctricas. La edad promedio de los gasoductos es de 32 años.

- La CFE plantea instalar en la zona centro 12 nuevas centrales de generación, esto obliga el desarrollo de nuevos ductos que fortalezcan el sistema de transporte de la región, que den certeza de suministro. De esta forma se cubrirán las necesidades de gas adicional, que, se estima, serán de 1,600 millones de pies cúbicos diarios.

- La CFE ha contratado, vía licitaciones, los ductos que requiere para el suministro de nuevas plantas, como el de Manzanillo-Guadalajara, pero Agustín Human, director de la Asociación Mexicana de Gas Natural (AMGN), dice que lo más eficiente es el desarrollo de gasoductos con mayores capacidades que  las que demanda la CFE para que, además de suministrar gas a las centrales generadoras, también permita acercar este combustible a otros sectores.

- Energías limpias
Hace 10 años, en México sólo había una planta de energía eólica, propiedad de la CFE. Hace cinco, iniciaron las temporadas abiertas que impulsaron la generación de nuevos proyectos. El esquema consiste en que los inversionistas interesados en desarrollar proyectos eólicos se comprometen a financiar parte de la infraestructura de transmisión eléctrica.  Una limitante es justo la capacidad de transmisión. México tiene dos anillos de energía que conectan todos los estados, de hasta 300,ooo y 230,000 voltios, respectivamente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Por ejemplo, el área de La Ventosa tiene muchos recursos en cuanto al viento, pero en infraestructura está limitada, pues la red de transmisiones ya está ocupada. Ya se construyen dos subestaciones que resolverán, en parte, el problema. Además, para garantizar que se incremente el uso de energías renovables, la Secretaría de Energía tendrá que reportar cada seis meses el cumplimiento de las metas en el desarrollo de energías limpias, y  habrá sanciones para los funcionarios que lo incumplan.

- Así, una vez resuelta la integración de LyFC, Antonio Vivanco deberá acelerar la estrategia de largo plazo de la CFE, para superar los avances de su antecesor, quien logró que  la interrupción del servicio bajara de 128 a 48 minutos y la población con acceso a la energía eléctrica subiera de 94.7 a 96.85%.

Ahora ve
Snapchat pasa de un filtro a ser un disfraz
No te pierdas
×