El año de la inercia

* El riesgo político interno provoca cautela. <br>* Inflación y peso bajo control. Suben tasas y d
José Fernández Ramos

La época de vacas gordas está lejos de durar, como en la épica bíblica, siete años. La economía mundial se encuentra en una zona de incertidumbre: luego de tres años de estancamiento, 2004 demostrará haber sido el pico más alto de un repunte; y 2005 uno de desaceleración hacia un ciclo de crecimiento más lento con tres grandes signos de alerta: petróleo caro; China, el bebé gigante de movimientos torpes que puede causar estragos alrededor, y Estados Unidos (EU) con un déficit preocupante (4.5%) financiado por el resto del mundo y una moneda debilitada que ha puesto a temblar a todos, particularmente a Europa y Japón.

-

México tiene variables macroeconómicas bajo control, coinciden analistas, pero debilidades internas por la ausencia de reformas estructurales ocultas bajo el manto de la aún primera economía del mundo, EU.

-

El país se encuentra a merced de los desajustes de la economía global, como todo el mundo, pero más vulnerable que economías como la chilena, que ya logró reformas estructurales, o Brasil, que será potencia mundial en cuatro décadas gracias a una favorable mezcla de tecnología, demografía, educación y capacidad exportadora.

-

En todo caso la economía mexicana abre 2005 con importantes retos, riesgos y oportunidades de consolidación. Habrá crecimiento económico inercial, cautela de los inversionistas y mucha atención sobre el proceso de la sucesión presidencial.

-

Será un año “inocuo” pronostica Alfredo Thorne, economista de JP Morgan en México. El rango de pronósticos de crecimiento de la economía va desde un cauteloso 2.5% de la firma de inversiones Morgan Stanley (MS), hasta un optimista 3.9% del banco ABN-AMRO con sede en Nueva York, con un componente de riesgo político que requiere de vigilancia permanente, pues en 2005 la incipiente democracia mexicana enfrentará uno de sus mayores desafíos: la definición de las condiciones de la sucesión presidencial en 2006 que, a juzgar por la intensidad de la guerra política al cierre de 2004, anticipa ser de altas temperaturas.

-

El sector de servicios es el que tiene el mejor pronóstico de crecimiento en 2005 con 3.5%, particularmente en turismo. El sector agrícola, que en 2004 tiene una estimación de crecimiento de 6.7%, luce mal para 2005 con sólo 2% de aumento, mientras que la industria tiene un pronóstico de incremento de 3% en 2005, de acuerdo con estimaciones de The Economist Intelligence Unit (EIU).

-

Buenos motores
El crecimiento en 2004 fue estimulado por las exportaciones (particularmente por una mayor demanda en EU) y el consumo privado derivado de la constante expansión del crédito y el notable flujo de remesas. En 2005 el sector exportador sufrirá la anticipada caída de la demanda en EU, cuya economía crecerá 3.1% según estimaciones de EIU, pero el consumo a través del crédito y las remesas seguirá siendo un motor importante de la economía. Además el salario real promedio tendrá un crecimiento esperado de 1.1%, ligeramente superior a 2004 (1%).

-

“Será otro buen año a secas”, describe Justin Thody, economista en jefe para Latinoamérica de EIU en Londres.

-

El flujo esperado de remesas para 2005 es de entre $15,000 y $16,000 millones de dólares, similar al que se espera haber registrado en 2004, de acuerdo con Thorne. Esto representa una desaceleración con respecto a los índices de crecimiento reportados en los tres años anteriores de alrededor de 20%.

-

En realidad lo que ha estado creciendo es el reporte de transacciones que ahora se hacen a través de bancos y otras instituciones financieras, mientras que antes gran parte de esos capitales entraban a la economía sin registro, explica Raúl Feliz, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

-

Un factor adicional de soporte del crecimiento será la expansión del crédito hipotecario, particularmente reflejado en la inversión fija bruta. Sin embargo, la falta de inversión en proyectos de electricidad y gas, que lograra disminuir el precio de estos insumos, continuará jugando en contra de cualquier esfuerzo por elevar la competitividad.

-

La predicción de la firma de inversiones Merrill Lynch (ML) para la producción industrial en 2005 es de 3.3%, mientras que EIU le asigna 3%, aunque estos pronósticos fueron previos al dato oficial de octubre de 2004 que estuvo debajo de lo esperado por analistas. En diciembre, la Secretaría de Hacienda informó que la producción industrial creció 1.8% en octubre con respecto al mismo mes del año anterior, cuando los analistas encuestados por las agencias Reuters y Dow Jones había previsto niveles de entre 4.3% y 5.2%.

-

A pesar de la disputa por el presupuesto las finanzas públicas seguirán siendo manejables, aunque a costa de una reducida inversión en programas sociales por falta de reformas estructurales, dice Thody de EIU.

-

La desaceleración de EU también cobrará su cuota en el déficit de cuenta corriente, que de acuerdo con ML alcanzará 1.6% del PIB y según EIU llegará a 1.7%, tras haber descendido a 1.4% en 2003.

-

Con respecto a las tasas de interés es de esperarse que la tendencia a la alza en EU continúen jalando a los distintos instrumentos mexicanos en el mismo sentido. Un modelo econométrico de ML considera que por cada 100 puntos base que aumenten las tasas de interés en EU, las tasas de corto plazo en México aumentarían 75 puntos base, si la inflación ronda 4%, dato que ya ha sido rebasado. Bajo este modelo, considerando que las tasas de los bonos del tesoro de EU se mantengan sin cambio, el Cete a 90 días estaría cerrando el año ligeramente arriba de 9%, cifra coincidente con EIU.

-

El riesgo petrolero
Otro posible factor atenuante de un desequilibrio fiscal sería el petróleo, si se mantienen los altos precios, debido a la debilidad del dólar frente al euro y a la limitada capacidad de producción de los países miembros de la OPEP. El Congreso fijó el precio de la mezcla mexicana en $27.7 dólares por barril. En diciembre ML estimó un promedio para 2005 de $27 dólares por barril. Sin embargo, una semana antes de la navidad el precio tuvo un brinco hasta $30 dólares por barril.

-

El alto grado de volatilidad de los precios petroleros hacen difícil y arriesgado un pronóstico certero hacia 2005. En diciembre, durante una conferencia organizada por la Asociación Internacional de Economistas en Energía, en Houston, el investigador Michael Economides, de la Universidad de Houston, calculó que los precios de referencia llegarían a $100 dólares por barril, mientras otros expertos, igualmente respetables, insisten en que el petróleo se estabilizará entre $30 y $40 dólares.

-

Los analistas de EIU consideran que es posible alcanzar un acuerdo para permitir la inversión privada en proyectos de exploración y explotación de petróleo en aguas profundas. Pero si ello llega a ocurrir entraría en vigor hasta 2006, para evitar que la actual administración capitalice el hecho políticamente. Aún así el anuncio de una política como ésa generaría un atractivo inmediato para los capitales. En todo caso una decisión de ese tipo ocurriría una vez que los tres principales partidos políticos hayan seleccionado a sus candidatos presidenciales, y vean conveniente aprobar una medida que le beneficie a la siguiente administración presidencial.

-

Inflación controlada
“Hay muchas razones para ver con precaución a México en 2005, pero no creo que la inflación sea una de ellas”, dice Gray Newman, economista de la firma de servicios financieros Morgan Stanley (MS), en Nueva York. De acuerdo con un reporte reciente de MS los picos inflacionarios de los últimos meses están asociados con choques de oferta en la carne (por el cierre temporal de la frontera a los cárnicos de EU por razones sanitarias), los precios de la gasolina y el gas en la zona fronteriza, y el jitomate, cuya producción nacional fue canalizada a EU para compensar las pérdidas en Florida y California por tormentas y huracanes. Pero sustrayendo esos productos la mayor parte de la inflación de 2004 desaparece.

-

ML piensa que la inflación se va a estabilizar aunque la meta establecida por el Banco de México no se cumpla. Pero hay tres riesgos a considerar: ajustes salariales, el diferencial entre los precios al productor y los precios al consumidor, pues si durante 2004 el productor se contuvo de trasladar el aumento de sus precios al consumidor, en 2005 el consumidor final va a recibir parte de la cuenta. Y por último, una elevación esperada en los precios de las materias primas.

-

“Creemos que la inflación comenzará a ajustarse hacia las metas del Banco de México, pero sin llegar a cumplirlas”, dice Felipe Illanes, de ML en Nueva York.

-

Diversos análisis coinciden en que la presión inflacionaria cederá en el segundo semestre. Aunque el consumo seguirá fuerte, el incremento esperado de mayores ingresos de divisas petroleras y de remesas ayudará al peso a mantenerse sólido y por lo tanto tendrá un impacto positivo en la inflación.

-

La electricidad, uno de los puntos de mayor presión, ya fue parcialmente liberada por el anuncio del Gobierno de una reducción en ciertas tarifas.

-

En opinión de algunos analistas el banco central se prepara para abandonar el “corto” como instrumento maestro de política monetaria para establecer una tasa de referencia. Pero ello no ocurrirá mientras la inflación esté fuera de la meta establecida de 3%, considera Thody.

-

Escaso empleo
Para mantener la tasa de empleo estable, el sector formal debería crear cada año 500,000 empleos, pero como no se crearon puestos de trabajo en los últimos tres años, en los próximos tres tendrían que crearse un millón por año. Para ello la economía tendría que estar creciendo entre 6 y 7%. Con 3.7% que se espera para 2005 sólo alcanza para crear 480,000 puestos de trabajo, explica Feliz del CIDE.

-

El cálculo coincide con el consenso de 33 analistas encuestados por el Banco de México en noviembre, que estiman que en 2005 se crearán 437,000 puestos de trabajo formal registrados en el IMSS.

-

De acuerdo con Standard & Poor’s (S&P) se ha observado en meses recientes una recuperación del empleo en la frontera norte que podría señalar una mejora de la productividad. “Eso significa que está entrando inversión nueva”, señala Víctor Herrera, director de la firma en México.

-

De hecho hay datos frescos que apuntan hacia una posible tendencia de inversiones estadounidenses en el sector maquilador en la zona fronteriza. Recientemente se anunció el cierre de una planta de producción de unidades de refrigeración comercial proveedora de Carrier Corporation en Texas para trasladar sus operaciones a México durante 2005, lo que podría generar hasta 500 empleos. Y Caterpillar reconoció que está cerrando parte de sus operaciones de manufactura en Illinois y negocia con el Grupo Industrial Saltillo una sociedad para abrir líneas de producción tecnificada en México en los próximos tres años.

-

¿Regresa el super peso?
Después de un periodo de subvaluación, entre 2001 y 2003, que permitió ocultar parcialmente la gradual pérdida de competitividad, el peso ha entrado a una zona de mayor estabilidad, tras devaluarse 20% frente al dólar entre 2000 y 2004.

-

Aunque, de acuerdo con los reportes de ML, aún hay factores de distorsión, pues el peso se encuentra sobrevaluado desde el punto de vista de la paridad de poder adquisitivo y subvaluado desde el punto de vista de los costos laborales unitarios. La firma de inversiones pronostica una “agresiva apreciación” para cerrar 2005 a $10.80 pesos por dólar, mientras que EIU ve la moneda en $11.50 tanto en el promedio anual como al cierre del año.

-

Es previsible que el ruido político hacia finales de 2005 y principios de 2006 tenga un impacto debilitante sobre la moneda que debería ceder si no hay acontecimientos graves.

-

La Bolsa Mexicana de Valores, que hacia mediados de diciembre llevaba una ganancia acumulada de 42% durante el año y había alcanzado la marca psicológica de 12,500 puntos, continuará siendo el mercado accionario “favorito” de la región de acuerdo con ML. Además, la entrada de los fondos de pensión le darán, al menos durante el primer semestre, mayores razones para mantenerse atractiva entre los mercados latinoamericanos. Se espera que los sectores que mantengan esta preferencia sean vivienda, medios, banca y telefonía inalámbrica. Pero los pronósticos para el segundo semestre son nebulosos porque dependen de factores políticos.

-

Algunas empresas mexicanas han comenzado a convertir sus deudas de dólares a pesos, según JP Morgan, lo que se ha interpretado como un blindaje temprano al factor de incertidumbre política. Es posible que la cautela prevalezca y se acentúe en la segunda mitad de 2005.

-

Volatilidad política
Aunque por el momento la política no tiene un factor de riesgo inherente, todos los analistas y las calificaciones de riesgo indican que es una variable que debe vigilarse.

-

Los eventos dominantes de 2005 serán la elección del gobernador del Estado de México, considerada como una votación primaria de la elección presidencial en 2006, el destino que adquiera la confrontación entre los gobiernos federal y del Distrito Federal, y la confirmación de la fortaleza de la maquinaria electoral del Partido Revolucionario Institucional (PRI) como la más fuerte y la mejor preparada para la elección presidencial (ver Expansión 905).

-

“Estamos frente a un proceso político que va a definir el rumbo del país”, dice Thorne, de JP Morgan.

-

No debe subestimarse el peso que tiene la competida y por lo tanto incierta lucha electoral por la presidencia, señala un reporte de ML. Es previsible que se acentúe la batalla interna en los partidos y entre ellos, y que los inversionistas comiencen a tomar precauciones en la segunda mitad de 2005.

-

Sin embargo, considerando la estabilidad macroeconómica, ello podría ser visto más como una oportunidad de inversión que como un riesgo, asumiendo que quien quiera que gane la elección mantendrá el mismo curso en políticas económicas, según Illanes, de ML.

-

Jonathan Heath, economista del banco HSBC en México coincide que algunos verán la incertidumbre política como una oportunidad de inversión con mayor riesgo.

-

“La disputa por el presupuesto 2005 marcó el inicio de la campaña electoral”, dice Fernando Losada, analista del banco de inversiones ABN-AMRO con sede en Nueva York. Y la virulencia con la que dicha disputa inició señala el grado de confrontación a que puede llegar el proceso de sucesión.

-

Mientras las disputas se mantengan bajo control y el clima político no se descomponga tanto como en 1993-1994 (cuando fueron asesinados el candidato presidencial Luis Donaldo Colosio y el dirigente priísta José Francisco Ruiz Massieu, y emergió la guerrilla Zapatista) los mercados sólo estarán a la expectativa, y algunos inversionistas tomarán la prima de riesgo para obtener mayores rendimientos.

-

Newman, de MS, dice que la mayor preocupación no está en quien resulta electo sino en el proceso mismo y la percepción de los votantes desde ahora y hasta el día de la elección. Si los electores perciben que uno o dos grupos están tratando de sacar del juego a un posible ganador (en alusión al jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador) el factor de riesgo político puede prolongarse.

-

Pero Thorne advierte que si es electo un “líder populista”, un “político testarudo que quiera ir a contracorriente” de las reformas, la economía podría tener un crecimiento moderado de 3% en 2006, cuando un presidente proclive a las reformas podría generar entre 5 y 6% de crecimiento.

-

Todos los análisis dan por descontado que quien quiera que sea el jefe del poder ejecutivo en 2006, enfrentará a un congreso opositor, incrementando en gran medida las posibilidades de otra etapa de parálisis.

-

Lo deseable es un “líder capaz” de dar cohesión a las fuerzas divergentes de la clase política, dice Newman.

-

Retos y oportunidades
En el mediano plazo los análisis coinciden en que México debe capitalizar su potencial maquilador de valor agregado, con mano de obra capacitada y alta tecnología.

-

Las empresas que no inviertan lo necesario para montarse en el ciclo de recuperación “corren el riesgo de perder sus ventajas competitivas,” advierte Herrera, de S&P.

-

El hecho de que en septiembre de 2004 México haya sido oficialmente certificado por el Gobierno de China como destino de turismo otorga una enorme oportunidad al sector. Sin embargo el completo aprovechamiento de esa oportunidad requiere de inversiones en infraestructura y capacitación a los prestadores de servicios, sobre todo en el idioma. De no ser así esa fuente de divisas será explotada por Brasil y Argentina, países que ya preparan estrategias para el turista chino.

-

En 2005 China espera incrementar el número de ciudadanos que viajan al extranjero a 28.5 millones, de 20 millones en 2003, y para 2007 habrá desplazado a EU como la fuente número uno de turistas en el mundo.

-

El turismo sigue siendo un componente importante del crecimiento y se considera que el efecto negativo de los atentados de 2001 en EU ha cedido ligeramente. Pero además otros destinos tradicionales del turista estadounidense se vieron afectados en beneficio de México, un lugar de vacaciones más cercano a casa. En el tercer trimestre de 2004, mientras el sector agrícola tuvo un decrecimiento de 1.3%, el sector servicios, que incluye hoteles y restaurantes creció 4.8%. Para 2005 se espera que el componente de servicios del PIB sea el de mayor crecimiento con 3.5%.

-

Otra interesante área de oportunidad para la producción agrícola de alta calidad es la apertura, aunque cautelosa, del mercado japonés, prevista para abril. Los productores nacionales de carne, cítricos, hortalizas y aguacate tienen grandes oportunidades siempre que cumplan con las estrictas normas de calidad japonesas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

CON INFORMACIÓN DE TÉMORIS GRECKO Y HERNÁN IGLESIAS EN NUEVA YORK.

Ahora ve
La violencia contra el gremio en México unió a 32 medios de comunicación
No te pierdas
×