El Armani de acero

Sus diseños blindados causan furor en varios países. Miguel Caballero pronto llegará a México.
Jonathán Torres

Hoy por hoy el colombiano Miguel Caballero, conocido como “el Armani de acero”, tiene entre sus clientes famosos al príncipe Felipe de España y su esposa doña Letizia; al presidente de Colombia, Álvaro Uribe; el ex alcalde de Bogotá, Antanas Mockus, y el ex premier de Corea del Sur, Lee Hoi-Chang, entre otros. ¿Pero qué tiene de singular este empresario-diseñador? Nada menos que una línea de ropa de vestir antibalas que tiene gran demanda en Colombia, uno de los países más violentos en América Latina.

- Caballero es el dueño de la única compañía en el mundo dedicada a confeccionar entre otras prendas, blazers, chamarras, guayaberas y hasta t-shirts resistentes a los impactos que producen las pistolas 9 milímetros y las ametralladoras Uzi. Hace unos meses desembarcó en Argentina y planea instalarse en México en el segundo trimestre de 2005. Sabe de su potencial: “Mi presencia servirá para aliviar los altos índices de inseguridad que registra este país”. Tiene todo listo para ofrecer su catálogo de 92 productos. Al afirmar que su incursión en México será “todo un tiro”, Caballero detalla que su estrategia se desplegará por dos vías: la primera, a través de un distribuidor oficial, y la segunda, establecerse sin necesidad de asociarse con alguna empresa mexicana. Por lo pronto ya vende a varios personajes.

- Declinó dar el nombre de sus clientes mexicanos, pero indica que son secretarios de estado, algunos gobernadores y varios empresarios. De su facturación total (más de $3 millones de dólares anuales) 5% proviene de México.

- La historia que dio origen a esta empresa es insólita. Todo comenzó en 1992 cuando Miguel Caballero era estudiante de la Universidad de los Andes (Colombia). Al percatarse que los escoltas de una de sus compañeras de clases sólo usaban una simple chaqueta de cuero para protegerse, le surgió la idea de diseñar sacos blindados que pasaran inadvertidos y se vieran elegantes. Fue así que, con un capital inicial de $10 dólares que le prestara su mamá, trazó sus primeros diseños de ropa blindada de alta costura.

- Hoy, 12 años después de aquel episodio, este hombre de 36 años de edad ha revolucionado el mercado con la introducción de lo que se conoce como “moda de alta seguridad” y cuya presencia se extiende a varios países (España, Ecuador, Colombia, Venezuela, Costa Rica, Argentina, Irán e Irak). Entre sus metas a corto plazo contempla la comercialización en China.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- La línea de ropa del modisto de acero está diseñada con hilos blindados utilizados para la elaboración de paneles balísticos, lo que les garantiza mayor resistencia a cualquier impacto de bala. Todos sus productos están creados para adaptarse a diferentes climas (cálido-frío), así como para soportar temperaturas de hasta 400 grados centígrados. Cada prenda tiene una resistencia de 25 impactos y su protección es de 80% en las partes más vulnerables (abdomen y espalda).

- Las prendas que están confeccionadas en varias telas (gamuza, mezclilla, lino, algodón), se ofrecen en cinco tallas (S, M, L, XL y XXL), en diferentes colores. El costo de las prendas varía de entre los $190 dólares hasta los $2,900 dólares. El peso de cada artículo oscila entre los 1.2 y 3 kilogramos. Mientras que su periodo de garantía promedio es de cinco años.

Ahora ve
León marino que era alimentado por una familia atacó a niña y la tiró al agua
No te pierdas
×