El Barzón: &#34Otro programa al fracaso

-

"A los barzonistas no nos alegra el fracaso del ADE; al contrario, nos preocupa", declara Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente de El Barzón.

-

"Dicho fracaso agudizará la crisis de pagos al sistema bancario y a nadie le conviene que la banca esté quebrada." Sostiene que el gobierno y los bancos tratan el problema como un simple asunto de deuda cuando en realidad "es de estructura y de necesidad de cambios en la política económica, que se modifiquen las relaciones comerciales para proteger productos, que haya amnistía fiscal por única vez para las empresas con cartera vencida, que se derogue el Impuesto al Activo, que se disminuya la tasa del ISR y del IVA, y que se reoriente el gasto público.

-

Asegura que El Barzón no pretende la condonación total de las deudas, sino un arreglo equitativo y justo, "sobre todo cuando los barzonistas constituyen 15% de la cartera vencida de los bancos, independientemente de los que deben a empresas comercializadoras de maquinaria agrícola o de autobuses".

-

Califica de usura la capitalización de intereses y de unilateral la estructura del ADE, que sólo posterga la solución haciendo prevalecer el conflicto. Aclara que si se opta por la reestructuración como la ofrecen los bancos, se otorga un periodo de gracia de sólo tres meses (de septiembre de este año a enero de 1996), y con una tasa supuestamente baja por 13 meses. "Pero, ¿qué pasará en septiembre del próximo año --se pregunta-, con una actividad económica contraída y un poder adquisitivo sacrificado? La respuesta es obvia --decide-: la crisis se agudizará y volveremos a lo mismo".

-

Por todo esto, piensa que los banqueros y el gobierno aún no deben cantar victoria, "porque una cosa es llamar por teléfono y pedir la carta de intención y otra muy distinta concretar la renegociación". Es decir, el éxito o fracaso del ADE se verá entre octubre y enero próximo, cuando se compruebe el monto real reestructurado y que la gente pueda cubrir sus pagos.

-

Indica que en los últimos 20 meses se han aplicado 12 programas diferentes de reestructuración, sin resultados positivos. Por ejemplo, el Fircaben; Sideca 1 y 2, para el sector agropecuario; Prosafin (Programa para el Saneamiento Financiero); Cupón Cero, que contemplaba condonación de intereses normales y moratorios con la condición de pagar el capital en una sola exhibición, y otros más, hasta llegar a la propuesta de las UDIs "que no fue bien aceptada, y ahora el ADE".

-

Según él, este último programa deja fuera del beneficio a deudores que representan N$120,000 millones de nuevos pesos: "Sólo se cubrirá 15% de la cartera vencida".

-

Por otra parte, sostiene que la tregua judicial "es un engaño", porque los procesos de demandas contra deudores continúan; los juicios deben cumplir tiempos para audiencias, desahogo de pruebas, y los bancos anuncian no ejecutar la sentencia sólo si el cliente firma la carta de intención.

-

El Barzón insiste en un acuerdo entre deudores y acreedores, y no sólo entre los acreedores respecto a cómo cobrar. Opina que existen otras salidas más viables, y prueba de ello es que para los trabajadores del Poder Judicial sí hubo tregua y condonación de intereses desde 1994, pero que no quieren aplicar el mismo criterio para el resto de los deudores.

-

Para el movimiento, lo más acertado es la instalación de una mesa de diálogo en la que participe el Congreso de la Unión como mediador; que se elabore una carta de buena intención en la que tome parte el Poder Judicial, para que a nivel federal y en cada uno de los estados los Tribunales de Justicia apliquen efectivamente la tregua en juicios en proceso o de nuevas demandas, y que además se establezca un fondo nacional de garantía que opere como fideicomiso.

-

Señala que con este fideicomiso se depurarían los adeudos, eliminándose la carga ilegal; podrían venderse bonos de deuda para refinanciar al propio fideicomiso y así eliminar intereses moratorios y normales a partir de un plazo, por ejemplo de enero a julio de 1995; la cartera vencida se pondría a precio real de mercado; se aligeraría la carga al deudor, el que se comprometería a pagar la totalidad del capital con base en un calendario acorde a su situación económica, ingreso salarial y proyección de rentabilidad de su empresa o negocio.

-

Mientras obtienen una respuesta de los bancos y del gobierno, los barzonistas han optado por consignar depósitos a capital ‑que desde julio a septiembre de este año sumaban N$18 millones de nuevos pesos‑, demostrando "que sí quieren pagar pero a tasas razonables".

-

Ramírez agrega que es urgente la promulgación de una Ley de Emergencia. "Actualmente el país trabaja a 40% de su capacidad; el desempleo crece de manera desproporcionada; no hay consumo y se corre un serio peligro de desabasto, pues el campo no produce y no sólo por la sequía sino porque no hay trabajo; los pequeños productores están en franca insolvencia y no hubo siembra para el cielo primavera-verano".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Advierte que el último trimestre de este año es decisivo para el país, si no hay un programa de -reestructuración a fondo y que aun cuando haya una mínima recuperación económica en 1996, el daño a la industria y al campo son irreversibles.

Ahora ve
Esta exposición muestra lo que nunca habías visto en los 70 años de Ferrari
No te pierdas
×