El blindaje que tanto esperamos

Hay confianza en que los seguros de depósito devolverán la tranquilidad al sistema financiero mund
José Luis Ochoa Bautista

Desde 2008 se vive una de las crisis financieras internacionales más severas y complejas de la historia. Contener sus efectos negativos en las finanzas públicas a nivel internacional sigue representando grandes retos, pues la complejidad y la interrelación de los mercados afecta severamente a contrapartes, empresas y familias.

La crisis tuvo su origen en diversos factores concurrentes, entre los que destacan: desequilibrios en el flujo de capitales a nivel mundial; cambios en los patrones de ahorro e inversión y sus implicaciones en los mercados crediticios; el creciente tamaño, complejidad e interconexión de las instituciones financieras, así como carencias en la supervisión y regulación de este sector.

En particular, se observó que diversas instituciones flexibilizaron la gestión de sus riesgos y estándares crediticios, al incrementar el otorgamiento de crédito, sobre todo el relacionado con las hipotecas subprime en Estados Unidos, lo cual provocó el incumplimiento de obligaciones, lo cual generó contagios negativos a otros sectores.

Aunque las medidas adoptadas variaron de un país a otro, en términos generales incluyeron: provisiones de liquidez por parte del prestamista de última instancia (banco central), inyecciones de capital a los sectores más afectados, garantía de deuda emitida por instituciones, otorgamiento de préstamos a bancos comerciales, así como la toma de control total o parcial de instituciones bancarias por parte del gobierno.

Protección de ahorradores
Además de estas medidas, en diversos países se fortaleció la figura del seguro de depósitos, mecanismo que protege los recursos de los ahorradores en caso de una problemática bancaria, mediante la ampliación de su mandato; el incremento temporal o permanente de su límite de cobertura, y la expansión de la cobertura hacia pasivos bancarios que tradicionalmente no se cubrían.

Los seguros de depósitos adquirieron un rol relevante como instituciones encargadas de garantizar los depósitos que mantienen las instituciones financieras aseguradas, ya sea de forma ilimitada o hasta un límite de cobertura establecido. Los seguros de depósitos fueron vitales en la protección de los depositantes menos sofisticados y en la contención de corridas bancarias, y retiros masivos de depósitos cuando se presume que una institución puede enfrentar dificultades financieras, con lo cual se previene el contagio a otras instituciones.

Por eso, los seguros de depósitos, como miembros de la red de seguridad financiera, además de proteger a los depositantes en lo individual, contribuyen a mantener estable el sistema financiero, especialmente cuando surgen situaciones de estrés financiero de carácter sistémico.

Una coraza
Los aseguradores de depósitos mantienen la estabilidad de los sistemas financieros a través de mecanismos y herramientas diversos y dinámicos. En el momento más álgido de la crisis, ciertos países tuvieron la necesidad de modificar su legislación para ampliar o fortalecer los mecanismos de resolución y, de esta forma, resolver las problemáticas bancarias específicas que se presentaron, así como para atender futuras contingencias. Por ejemplo, Alemania aprobó la figura del ‘banco malo’, y Reino Unido reformó por completo su esquema de resoluciones, fortaleciendo el seguro de depósitos.

Otra de las herramientas utilizadas por los seguros de depósitos en tiempos de inestabilidad es el nivel del límite de cobertura, la determinación del monto y el tipo de ahorros garantizados a través del cual se incentiva a los usuarios de servicios bancarios a mantener sus depósitos en el sistema formal. EU incrementó el límite de cobertura por institución por persona de 100,000 a 250,000 dólares, y la Unión Europea estableció una cobertura de, al menos, 100,000 euros (aproximadamente 145,000 dólares).

La crisis evidenció la necesidad de que diversos países llevaran a cabo reformas financieras. Como parte de las reformas destacan: fortalecer la protección a consumidores de servicios financieros, terminar con el concepto too big to fail, establecer mecanismos de resolución de instituciones transfronterizas, reforzar la supervisión y regulación de las instituciones financieras no bancarias y aquéllas de importancia sistémica, así como mejorar la cooperación internacional, la supervisión prudencial y la gestión de riesgos.

También se ha fortalecido la supervisión y regulación de las instituciones financieras no bancarias y aquéllas de importancia sistémica; se ha mejorado la cooperación internacional, la supervisión prudencial y la gestión de riesgos. Entre los países que han concretado la reformulación de sus marcos legislativos destacan EU y el Reino Unido.

Retos y riesgos
Los seguros de depósitos tienen el reto de actuar de forma expedita en beneficio del público ahorrador, mantener la confianza y proporcionar certidumbre sobre el sistema bancario, tanto en periodos de estabilidad como en etapas de crisis.

Por otra parte, los aseguradores de depósitos deben continuar los esfuerzos para mejorar la educación financiera, incluyendo la difusión de las bondades y alcances de este tipo de instituciones de forma permanente, ya que una población informada tiende a usar con mayor frecuencia los mecanismos formales de ahorro, al saber que sus depósitos están protegidos.

Finalmente, la reciente crisis financiera ha mostrado la importancia de los seguros de depósitos como un mecanismo fundamental, que proporciona certidumbre sobre el sistema bancario que promueve y mantiene la estabilidad financiera de un país. Un seguro de depósitos bien diseñado disminuye los incentivos de los ahorradores para retirar sus depósitos cuando surgen problemas financieros.

Esta crisis mostró la importancia de contar con un sistema de protección al ahorro sólido y eficaz, tal como el que ofrece el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), para brindar certeza a los ahorradores sobre la garantía de sus depósitos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*El autor es secretario ejecutivo del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB).

SE PROTEGEN
Estos son algunos países que limitaron los riesgos:
País Cobertura a
septiembre de 2008
Cobertura
vigente
Australia No contaba con
seguro de depósitos
Ilimitada
Alemania 29,000 144,000
China 13,000 64,000
Irlanda 29,000 144,000
EU 100,000 250,000
España 29,000 144,000
Portugal 36,000 144,000
México 154,000 154,000
Suiza 36,000 119,000
Inglaterra 57,000 82,000
*Información actualizada al 15 de junio de 2011, con cifras aproximadas en dólares.
FUENTE: Elaboración propia con base en información de los seguros de depósitos.


Ahora ve
Trump vuelve a defenderse por disturbios en Charlottesville atacando a la prensa
No te pierdas
×