El censo costará $29 pesos por persona

-
UH

El hombre que tiene a su cargo la elaboración de las estadísticas del país habla sobre las ultimas tareas titánicas del INEGI: la conversión informática al año 2000 y el XII Censo General de Población y Vivienda

- ¿Hubo problemas derivados de la conversión informática al año 2000?
No hubo problemas, para eso se trabajó durante dos años en cada uno de los sectores y en el periodo de transición que fue del 31 de diciembre al 7 de enero.

- En algunos países se piensa que las pequeñas empresas tendrán problemas en el transcurso del año. ¿Sería el caso aquí?

- En la última encuesta que hicimos, identificamos que 14% de las micro y pequeñas empresas estimaban no haber concluido la conversión durante 1999 y que lo harían durante este año. Yo cuidaría que ese 14% tome las previsiones necesarias.

- ¿Qué costo representó este esfuerzo?
De 1997 a 1999, participaron alrededor de 100,000 personas. Se estima que el gasto

- en materia de conversión fue de cerca de $60,000 millones de pesos (1.4% del PIB) en esos tres años. La inversión permitió incrementar la cultura en el uso de tecnologías de información.

- La próxima asignatura: el censo. ¿Cuántas personas van a participar?
Para ir a las más de 202,000 localidades que hay en el país seremos casi medio millón de personas. Este censo es distinto. En 1990 lo hicimos en cinco días y ahora lo haremos en 12, del 7 al 18 de febrero.

- ¿Cuándo se esperan los resultados?
Este año 56 países levantarán un censo y México será el primero en entregar resultados preliminares, a sólo 15 semanas del levantamiento.

- ¿Cuánto costará el censo?
El costo será de $29 pesos por persona.

- ¿Donde se va a procesar la información?
El INEGI está descentralizado, contamos con oficinas y centros de cómputo en cada estado. Todos los cuestionarios irán directamente a los centros de cómputo estatales, ahí se procesará la información y se enviará a Aguascalientes para el proceso final.

- ¿No habrá un manejo político de esta información en un año electoral?
No, por supuesto. El sistema estadístico y geográfico que maneja el INEGI no tiene ninguna relación con los sistemas políticos, fiscales, o administrativos. La información que recaba el Instituto es con fines estrictamente estadísticos, como lo señala la Ley.

Ahora ve
No te pierdas