El eclipse del cliente gordo

La computación por red podría representar el amanecer de una nueva etapa para esta firma. Pero ant
Antonio Puertas

Dos son los temas de conversación favoritos entre la gente de Sun Microsystems: internet y Java. Y quizá sobre decir que de los dos hablan maravillas. En un escenario global, internet confirmó que la visión de esta empresa —que se expresa en el refrán de su campaña publicitaria: “La red es la computadora”— siempre fue la correcta, mientras que Java —el nuevo lenguaje de programación creado por Sun— se perfila como la llave maestra que promete hacer realidad todas las potencialidades de la computación por red o network computing (NC). Ambos funcionarían como soporte para una nueva base tecnológica en computación, en donde la relación costo/beneficio sea atractiva y asequible por igual a diversos tipos de usuarios, desde un operador en una fábrica automotriz o un corredor de bolsa, hasta un estudiante o un ama de casa.

- Clientes y “dispositivos”
Pero a esta lista quizá convendría agregar un tercer tópico: Microsoft. Cierto, desde Scott McNeally, el joven CEO (Chief Ejecutive Officer) de esta firma establecida en Mountain View, California, hasta el último ejecutivo, en Sun nadie habla maravillas de la empresa propiedad de William Gates. La razón es simple: si el modelo de negocio que propone Sun funciona y llega a tener el alcance que algunos analistas prevén, muy poco quedará del cuasimonopolio que actualmente detenta la compañía creadora de Windows NT, el mismo software que hoy amenaza seriamente con arrebatar el control que Sun aún mantiene en el mercado de servidores.

- Según proyecciones de IDC —firma de estudios especializada en el sector informático—, hacia finales del presente año habrá más servidores equipados con microprocesadores Pentium Pro de Intel y con Windows NT, que servidores en plataforma UNIX, el lenguaje abierto en una de cuyas variaciones (Solaris) funcionan las máquinas fabricadas por Sun. La causa: dichos servidores (que en realidad son PCs de alto rendimiento) cuestan mucho menos que las poderosas (y caras) estaciones de trabajo UNIX. Si Sun quiere ganar la guerra, debe moverse rápido.

- Un frente estará en el impulso a un nuevo modelo informático: la computación por red (NC, por sus siglas en inglés). La propuesta tecnológica de esta firma, nacida en el seno de la Universidad de Stanford, parece avanzar en sentido opuesto al camino que hasta hoy han determinado Microsoft e Intel, es decir: el fortalecimiento de lo que se podría llamar “el cliente gordo”. El nuevo esquema parece sencillo: clientes que cuentan con un mínimo sistema opera­tivo, cuyos equipos prácticamente carecen de disco duro y que no tienen grandes necesidades de memoria. Propulsadas por un procesador diseñado espe­cí­ficamente para conectarse a una red, las NC representarían un costo de administración que se reduciría a cero. No obstante, la im­plementación generalizada de NC puede aún llevar algo de tiempo, pues muchas empresas no cuentan todavía con redes que soporten esa carga de trabajo.

- Un buen ejemplo de lo que promete la NC es precisamente internet —un mercado, por cierto, donde el dominio de Sun Microsystems es fuerte: 35% de los servidores de la red son de esta firma; Apple, el segundo proveedor, se ubica un tanto alejado de Sun, con una participación de 20%—, determinado por el uso de plataformas abiertas.

- Sun no es una compañía novata en este tipo de guerras. Muchos aún recuerdan cómo, en 1987, esta firma desplazó a Intel del mercado de servidores y estaciones de trabajo cuando introdujo su microprocesador SPARC. Actualmente mantiene en su bolsa 35% del mercado de servidores para internet y sus ventas en ambos nichos rebasan los $4,000 millones de dólares. Sin embargo, el nuevo microprocesador Pentium Pro ya amenaza este dominio. La prueba es el repunte en las ventas de servidores fabricados por Digital Equipment.

- Aquí es donde Java le podría allanar el camino a Sun, ayudándole a penetrar nuevos nichos de mercado que podrán ir desde electrodomésticos inteligentes hasta teléfonos celulares, pasando por la nueva generación de computadoras o dispositivos para red (NCs). Si el futuro de esta firma no parece comprometido, también requiere de aliados como Netscape, la compañía que tiene en su poder casi 80% del mercado de browsers para navegar en internet. Pero Sun deberá cruzar los dedos: regalando copias de su Explorer 3.0, Microsoft quiere despedazar a Netscape. El objetivo de Gates: evitar que Java se vuelva un estándar.

- Para José Gómez Obregón, director general de Sun Microsystems de México, en su configuración actual, la PC es poco flexible para la conformación de redes que le den entrada a más y más usuarios. Para las empresas los costos llegan a ser incalculables, pues tienen la información, pero no hay posibilidad de intercambiarla.

- “Tecnologías nuevas, como Java —señala Gómez —, vienen a ofrecerle a las empresas y a la industria una nueva alternativa de cómputo.”

- Un usuario regular de PC dedica gran parte de su tiempo a utilizar sólo los programas que le interesan o pequeñas partes de ese mismo software. Sin embargo, el gasto que realizan las empresas en software, servicios y administración, tras la adquisición de una PC, es de tres a cinco veces el costo del computador. “Con Java, lo que queremos es llegar al cliente con cero administración.”

- En México, el negocio de Sun se divide principalmente en cinco sectores: telecomunicaciones, financiero, manufactura y procesos, educativo y gobierno. Adicionalmente, en Sun el sector financiero incluye otro subsector: las ventas al menudeo (retail).

- Pemex, CFE, UNAM, Cifra, Palacio de Hierro y Liverpool se cuentan entre los principales clientes de la firma en México. Y aunque los sectores financiero y de telecomunicaciones experimentan gran movilidad, el directivo insiste en que las actividades de manufactura y procesos serán cada vez más prioritarias en el desarrollo de México.

- Un nuevo modelo
No es que Sun se oponga al modelo Wintel (contracción de Windows e Intel, el mayor fabricante de microprocesadores para PCs). Muchos de sus ejecutivos insisten que su compañía quiere ofrecer otras alternativas para el desarrollo del sector (aunque, claro, al mismo tiempo podría aumentar el tamaño de su negocio). McNeally sabe bien cómo terminan las empresas que no logran hacer crecer su participación: su padre fue un alto ejecutivo en American Motors Company, la malograda firma automotriz célebre por sus feos automóviles y la manera como capituló ante la competencia de otros constructores más poderosos.

- América Latina ha comenzado a jugar un papel más relevante en los planes de Sun. Mike Kelly, director regional para América Latina de Sun Microsystems, destaca dos hechos dentro del mercado latinoamericano. Primero, que el mayor cambio de tendencias en los últimos años en la región está en la manera como las compañías estructuraban sus sistemas. “La mayoría de las empresas —dice— han abandonado el mainframe y se han movido hacia una arquitectura cliente-servidor.” En ese aspecto, en el subcontinente se avanza a un ritmo similar al de otras latitudes.

- Sin embargo, por la pobre infraestructura que existe en telecomunicaciones, en lo que toca al segundo hecho, la inminencia de NC, el cambio puede ser más lento. Latinoamérica requiere de crecientes inversiones en redes si no quiere quedar atrás en la nueva etapa de comercio virtual. Sun no trabaja en ello en solitario. IBM y Hewlett-Packard, las dos firmas más importantes de la industria de cómputo han invertido fuertes recursos en NC. Y aunque IBM puede darse el lujo de seguir apostando fuerte a uno de sus negocios más lucrativos (el mainframe), HP parece haber hipotecado su futuro en la suerte que corra Windows NT. “HP tiende a dejar de lado lo que fue su tecnología propietaria en UNIX —señala Kelly— y se mueve hacia el modelo Wintel. Intentará diferenciarse con servicios. Se va a volver un integrador y no un desarrollador de tecnología propia. Ojalá que le vaya bien.”

- El año pasado, junto con otros protagonistas de la industria (como IBM, Apple, Oracle, Netscape y hasta Sony) esta compañía participó en una megaconferencia para dar a conocer lo que llamaron el NC System Profile (algo así como la definición básica de las tecnologías que debe soportar un dispositivo de red). Para Kelly, la participación de Sun por NC se basa en tres elementos: sistema operativo, desarrollo tecnológico y tecnología de arquitectura abierta. El arma secreta sería el poder masificar el uso de microprocesadores SPARC, diseñados por Sun pero fabricados por terceros (como Mitsubishi, Toshiba, Fujitsu, etcétera). Además, está el lanzamiento de los Java chips, que serán el cerebro de una nueva generación de electrodomésticos y dispositivos de telecomunicaciones, corriendo con el sistema operativo Java (JavaOS).

- Tras la desregulación de los mercados de telecomunicaciones en América Latina, Sun estaba obligado a incrementar su presencia en el subcontinente. En ese sentido, la gira de McNeally por Latinoamérica fue fundamental y Kelly (más que nadie) lo sabía. También era consciente de que los estadounidenses tienden a obviar las diferencias entre los países de América Latina y ven al subcontinente como una misma región, sin ningún tipo de contrastes. Un domingo, durante la estancia en Caracas (una de las primeras paradas de McNeally), Kelly le organizó a McNeally un juego de golf y eligió con cuidado a los contrincantes: dos ejecutivos, ex campeones de nivel amateur. “Lo hicimos a propósito, para que viera que también fuera del ambiente corporativo Latinoamérica tenía un nivel de sofisticación.” Está de más abundar sobre la paliza que el CEO recibió. “El partido lo descrestó”, confía Kelly y quizá hizo otra cosa: lo sensibilizó para lo que venía.

- Durante su estancia en Monterrey, McNeally se asombró del desarrollo informático de una institución como el Tec. Nacido en Nuevo León, de padre estadounidense, a Kelly le gusta hablar del Tec como el MIT mexicano —Monterrey Institute of Technology— y estaba seguro del efecto que la visita tendría en McNeally. Otra impresión fuerte fue la inspección del mercado electrónico de valores de Chile. “Cuando vio que había un sistema que manejaba no sólo la bolsa de ese país, sino también la bolsa de otro a través de un enlace satelital, y vio la complejidad del centro de operaciones, fue otra grata impresión.” Algo similar pasó en Argentina, cuando se enteró de la inversión realizada en telecomunicaciones y la velocidad a la que se instaló el cableado de fibra óptica en Buenos Aires. Entre las empresas mexicanas que más impresionaron a McNeally, Kelly menciona dos: Bimbo y Cemex.

- Así, aunque existían oficinas en México y Brasil y representantes en otros países, en menos de un año Sun abrió oficinas propias en Argentina, Chile, Colombia y Venezuela, estableció distribuidores nacionales en el resto de los países, nombró a un vicepresidente para la región y estableció una oficina regional en Menlo Park, California. La inversión regional se ha triplicado desde 1993.

- Según IDC, Sun ocupa el primer lugar en el mercado de estaciones de trabajo, tanto en unidades vendidas (6,653 o 37%) como en ventas ($126 millones de dólares y 26%, aunque IBM se encuentra cerca). Pero en el mercado UNIX de baja escala Sun aún deberá esforzarse mucho para que su 10% de participación se acerque al 30 ó 33% que ostentan IBM y HP, respectivamente.

Ahora ve
Así se grabó el final de la séptima temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×