El espía que viajó

-

Si usted es de los que se ponen nerviosos cuando viajan, Los Angeles Times acaba de publicar un reportaje con nuevos motivos de preocupación: al salir de su país, los empresarios corren más riesgo de que alguien les robe sus secretos.

-

Profesionales del contraespionaje cuentan que quien quiere un secreto puede poner cables en los cuartos de hotel, interceptar correo electrónico, grabar conversaciones y robar equipo de cómputo.

-

Hasta se ha llegado a sustituir a los sobrecargos de un avión comercial, para escuchar a los ejecutivos, según confesiones de un agente francés.

Ahora ve
Float, un prototipo de vehículo flotante, nos acerca al auto del futuro
No te pierdas
×